seguridad

¿qué hacer ante un accidente?


Uno de los mayores temores que puede llegar a tener una persona que conduce su vehículo, es que, por cierta circunstancia, tenga o visualice un accidente de tráfico.

Esto es algo que no le se le desea nunca a nadie. Yo mismo, fui testigo de uno, cuyo coche venía en dirección contraria en la autovía haciendo zig-zag. Al llegar a la mediana (a alta velocidad) directamente la saltó, dando una vuelta de campana en el aire y cayendo con las ruedas tocando la carretera. Esto hizo que continuara circulando, pero ya en el carril contrario y cuya dirección no controlaba ya que el coche iba totalmente desenfrenado.

Yo y mi familia lo vimos todo desde atrás, sin llegar a tener ningún tipo de accidente, pero falto poco. Al igual que nosotros, ningún otro conductor fue afectado por dicho accidente, única y exclusivamente el propio coche que saltó la mediana.

Resulta que el conductor de dicho coche estaba ebrio, con una tasa de alcohol en sangre por encima de la media permitida.

Desde ese día aprendí lo que se debe de hacer en caso de presenciar un accidente de tráfico, y os lo voy a contar para que vosotros (Dios no quiera), lo tengáis presente en caso de presenciar uno.

1)    Nunca saques a la persona accidentada del vehículo.

Nunca se debe de sacar a un herido de dentro del coche, ya que puede estar bloqueado por alguna pieza del coche. Única y exclusivamente se le sacará del coche al herido en caso de que dicho coche esté ardiendo, sino, no se le debe de sacar.

Sí, por el contrario, la persona que ha tenido el accidente es un motorista, no se le tiene que quitar JAMÁS el casco, aunque esté consciente, y él mismo quiera quitárselo, no se le debe de dejar.

Si por otro lado el coche empieza a perder combustible, que no cunda el pánico, basta con tapar el combustible con arena. Después se debe de apagar el contacto del coche y desconectar, si se puede, la batería.

2)    Llevar encima un botiquín.

Algo que todo el mundo debería de llevar en el coche por Ley (pero no es así) es un botiquín.
Un botiquín contiene guantes, algodón, compresa, vendas, gasas estériles, botella de agua, linterna, aspirinas, manta, pomada con antibiótico y goma elástica. Como podéis ver, son elementos que puede ayudarnos en caso de un accidente. El único inconveniente es que casi todos ellos caducan, de manera que requieren una revisión periódica.

3)    Proteger a todos los demás.

Pongamos el ejemplo de que eres el primero en llegar al accidente, o lo presencias en directo, tienes la obligación de parar y prestar auxilio. Piensa que estás en medio de la carretera, y como es normal, es un lugar muy peligroso ya que el resto de coches circulan a una velocidad elevada, por ello, lo primero que tienes que hacer es asegurar el lugar del accidente para que no se produzca otro accidente.

En primer lugar, estaciona tu vehículo fuera de la calzada o en el arcén, deja las luces del coche encendidas, después ponte el chaleco reflectante y señaliza la situación con triángulos de emergencia. Recuerda que los triángulos de emergencia se tienen que situar a unos 50 metros de distancia por delante del vehículo, y otro a otros 50 metros de distancia por detrás del vehículo.

Si por el contrario el accidente ha sido en una cuesta o cambio de rasante, el triángulo que pondremos detrás del vehículo tendrá que estar a una distancia de 100 metros en vez de 50 metros.

4)    Contacta con los servicios de emergencia.

Una vez que hemos parado nuestro coche y hemos asegurado la zona, lo siguiente que tenemos que hacer es llamar de inmediato a los servicios de emergencias. No pienses en llamar a un familiar, o a un amigo, NO, a quién se debe de llamar directamente es a los servicios de urgencia.
Cuando realicemos la llamada, nos pedirán una serie de datos como nombre y número de teléfono, por si se tienen que poner en contacto con nosotros que dispongan de un número. A parte de esto, tendremos que definir ciertas cosas del accidente, como ha sido, si hay ocupantes, heridos o fallecidos, y las condiciones del tráfico. Ante todo, mantén la calma, dicha situación depende de ti, por lo que los nervios no van a ayudar en absoluto.

Teléfonos de emergencias de todos los países.

Algunas de las preguntas que os van a realizar en caso de accidente son:
–    Dónde te encuentras.
–    Números de vehículos implicados
–    Si hay alguien atrapado dentro del coche
–    Si hay sustancias peligrosas
–    El número y el estado de los heridos
–    Tiempo que ha pasado desde el accidente
–    Número de implicados

El resto de pasos que se deben de seguir ya son cosa de los profesionales sanitarios, así que lo único que podemos hacer es esperar a que llegue la ambulancia y la policía.

7 averías que provocan los golpes contra los bordillos

7 averías que provocan los golpes contra los bordillos

Para tener el coche en perfecto estado, además de un mantenimiento correcto, conviene tener buenos hábitos al volante.

Evitar los ‘bordillazos’ al aparcar es uno de ellos, porque los daños pueden ser graves.

En este sentido, Diariomotor ha publicado un artículo en el que repasa las principales averías que sufre un vehículo si se golpea o se roza con los bordillos.

Con un simple toque, las llantas pueden sufrir arañazos, lo que supone un mal menor comparado con la posibilidad de abolladura si se calculan mal las distancias y se golpea el bordillo con cierta violencia.

Apoyar el neumático en el bordillo es suficiente para deteriorarlo; o lo que es peor, se puede romper la banda de rodadura y provocar cortes, grietas y bultos, que aumentan el riesgo de sufrir un reventón en cualquier momento.

Un golpe contra un bordillo puede afectar de forma grave al sistema de suspensiones. Incluso pueden romperse los muelles y dañarse los amortiguadores. En este caso, el coche se conducirá con dificultad y se afectarán los neumáticos.

Para que las cuatro ruedas apoyen correctamente sobre el asfalto y se garantice, así, la estabilidad del vehículo es imprescindible que el paralelo sea el adecuado. Por eso, el post recuerda que un golpe contra un bordillo puede comprometer el ajuste del paralelo.

Pero no solo eso, sino que también afecta al equilibrado, puesto que se pueden soltar las placas de plomo encargadas de equilibrar las ruedas. La consecuencia será la aparición de vibraciones y un desgaste desigual de la banda de rodadura de los neumáticos.

Asimismo, los bajos del coche y los parachoques delanteros pueden sufrir importantes daños ante un bordillazo fuerte. Al respecto, deben tener especial cuidado los propietarios de vehículos deportivos o que sean muy bajos.

Por último, aunque no es recomendable subir bordillos con el coche, si hay que hacerlo, el artículo aconseja realizar la maniobra a baja velocidad, con cuidado y en diagonal o en perpendicular, pero nunca en un ángulo próximo al paralelo.

Cinco cosas que deberías dejar de hacer al volante

Aunque te parezcan inofensivas, ninguna de ellas te va a traer nada bueno. Por eso, lo mejor es que tomes note de estas cinco cosas que deberías dejar de hacer al volante (porque por mucho que lo rechacemos, todos hemos caído alguna vez).

Cómo evitar que el conductor consulte el móvil conduciendo, al estilo neozelandés

Vivimos en una sociedad idiotizada por el teléfono móvil, y estamos tan unidos a ellos, que se han convertido en una parte más de nuestro cuerpo. Conduciendo deberíamos pasar de ellos, pero la mayoría no lo hace, y yo caigo alguna vez que otra (soy humano).

Se ha dicho de todo con tal de evitarlo, pero creo que esta campaña de Nueva Zelanda puede tener un alto nivel de efectividad. Se trata de evitar las distracciones con la fuerza del amor. No me he metido nada, es pronto, se entiende mejor cuando se ve el vídeo. Me he reído a carcajadas con él.

La campaña va dedicada fundamentalmente a veinteañeros, pero puede aplicarse también a gente un poco mayor. La solución más eficaz que he encontrado a este problema es poner las notificaciones en silencio, ocutar el móvil en un compartimento con tapa, y enlazar las llamadas por Bluetooth. Lo demás, seguramente, puede esperar.

Hay otro tema, que es el de gente que te manda mensajes cuando SABE que estás conduciendo (p.e. llegando a una cita), y no se da cuenta de que es parte del problema. Una vez respondí a uno de esos mensajes sacando una foto del velocímetro (*), y la réplica fue: “¿Vas conduciendo, inconsciente?” Diría que hasta se indignó… ¿Es un doble rasero tal vez?

Hay más detalles sobre la campaña en la Web de la agencia de transporte de Nueva Zelanda

Noticia del blog de Javiaer Costas, siempre interesante

Cómo evitar que el conductor consulte el móvil conduciendo, al estilo neozelandés