¿Qué es el VIN o número de bastidor?

de Pistonudos

Es como el DNI de un vehículo

Hoy os vamos a hablar de la importancia del número de bastidor, que en adelante lo llamaremos VIN (Vehicle Identification Number) por abreviar. Hay mucha literatura de lo que significa, pero aquí os haremos una pequeña introducción al mismo y os hablaremos de la importancia que tiene en nuestro vehículo a la hora de pasar ITV. El número de bastidor es como el DNI del vehículo y no puede haber dos vehículos con el mismo VIN. Sin embargo también puede haber vehículos con dos VIN (los dos iguales, no penséis mal).

El VIN se compone, en el caso de vehículos modernos, de 17 dígitos, donde a través de unos códigos podremos saber el país dónde se fabricó el vehículo, la marca, el fabricante (no tienen por qué coincidir marca y fabricante), el tipo, el número de producción, etc. También existen coches con VIN de 18 dígitos. Son aquellos que han sufrido una sustitución de la pieza donde va troquelado el VIN. Desde la propia fábrica se envía al taller la pieza troquelada con el VIN original seguido de una R.

Como excepción siempre están los vehículos antiguos, cuyos números de bastidor no tienen por qué cumplir la longitud de 17 dígitos. Este dato importa especialmente a los historiadores y coleccionistas, pues determinados números de bastidor pueden significar un valor mucho más alto, como la primera unidad de todas, o el que identifica a un coche muy concreto, como el BMW 507 Roadster de Elvis Presley.

Número de bastidor

Todo esto, en ITV, se reduce a la comprobación del número troquelado con el que aparece en la ficha técnica. Por tanto es necesario conocer la ubicación de dicho número. Debe estar troquelado o grabado en un lugar accesible del bastidor o estructura autoportante. El VIN aparece también en la placa del fabricante y en muchas ocasiones en una “ventanita” en la parte inferior del parabrisas, pero no son válidos de cara a la comprobación en ITV.

En muchos casos es sencillo de localizar: zona motor, bajo el asiento del copiloto, en el paso de rueda; en otros casos no lo es tanto: bajo la rueda de repuesto, entre los asientos traseros y la zona del maletero, retirando una tapa con tornillos, etc.

Y os puede surgir la siguiente pregunta: ¿Qué pasa si cuando vayamos a pasar ITV no lo encuentran o se ve mal? ¿Y si no coincide?

Las dos preguntas tienen trampa, y la respuesta a las dos tiene más trampa aún: es deber del usuario mantener su vehículo en condiciones y también conocer las características del mismo. A continuación veremos cómo proceder ante estos dos casos:

1. A veces ocurre que el VIN no está donde debería. En ese caso tenemos que asegurarnos de que no está en otro lugar, ya que a veces puede estar retroquelado en otra parte del vehículo (explicaremos el concepto de retroquelado un poco más adelante). También puede pasar que el VIN esté oxidado total o parcialmente y por tanto no sea del todo legible. Si nos cercioramos de que el VIN no está en ningún punto del bastidor, es deber de la ITV emitir un veredicto desfavorable por la inexistencia o imposibilidad de encontrar el mismo. Los trámites a seguir a partir de ahora son los siguientes:

  • Informe de conformidad del fabricante del vehículo, indicando que a dicho vehículo, con su matrícula y número de VIN, debe corresponderle un código de motor y/o caja de cambios (con su número de serie)
  • Declaración responsable del propietario del vehículo indicando que es conocedor de la inexistencia/deterioro del VIN y las posibles razones por las que ha podido suceder
  • Retroquelado de un nuevo número de bastidor en ITV o en taller (con su correspondiente declaración de responsabilidad). Además la ITV debe reflejar dicho nuevo número en la ficha técnica, indicando exactamente en qué parte del chasis lo ha grabado. El número a asignar viene determinado por los siguientes dígitos y su significado:
    • MXXYY000 (M – Madrid, XX – Código de estación, YY – Año, 000 – Números correlativos que indican la cantidad de retroquelados que va haciendo dicha estación
  • El cliente debe acudir a tráfico para indicar el nuevo número de bastidor y le actualicen su permiso de circulación

LandRover-Discovery-Sport-190CV-2397

2. Si el VIN del vehículo no coincide con el de la ficha de inspección técnica, también es deber de la ITV emitir resultado desfavorable por la no coincidencia del mismo. Hay varias razones por las que se puede dar ese caso:

  • Se está usando la ficha técnica de otro vehículo (robo, error, etc).
  • Error a la hora de escribir el VIN en la realización de la ficha técnica por parte del fabricante o por parte de alguna ITV al hacer duplicado de la misma.
  • Intercambio por error de la asignación de matrículas a dos vehículos que se han matriculado en Tráfico a la vez (más común de lo que parece, alguien va a matricular dos vehículos a Tráfico y por error los números de matrícula quedan intercambiados). Este fallo se suele identificar el día que se realiza la primera ITV.

En estos casos no sería necesario realizar un retroquelado. Para solucionar esto, es necesario un informe de corrección de errores por parte del fabricante o del responsable del error, indicando el VIN correcto. Además de estas situaciones, puede darse por ejemplo la instalación de barras de torretas, que no son reforma, pero que no estarían autorizadas si tapan total o parcialmente el VIN.

Como curiosidad, indicar que en algunas Comunidades Autónomas, antes de que el cliente pague, se le comprueba la correspondencia del número de bastidor con la ficha técnica, sin embargo la práctica más extendida es la de comprobarlo con el resto de puntos del Manual de Inspección.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *