información sector

Desmontando 7 mitos de los talleres

Por Ruta 401

Como en todas las profesiones, los profesionales del taller tampoco nos libramos de los tópicos. Es cierto que algunos nos hacen vernos reflejados, pero otros no dejan de ser afirmaciones con muy poca base real. A continuación os mostramos algunos de los mitos que en el taller sabemos que no son ciertos.

 

mitos-talleres-mecanicos.jpg

Los clientes no se fían de los talleres

¡Falso! Otra cosa es que la avería les resulte inoportuna, que no apetezca hacer frente a un gasto inesperado. Pero en realidad, casi todos los conductores, sobre todo los más veteranos, tienen uno o incluso varios talleres de confianza, a los que suelen llevar su vehículo porque ha sido donde han obtenido una mejor relación calidad/precio.

Los talleres oficiales siempre son mejores

¡Falso! La realidad es que la calidad del taller depende de muchísimos factores: instalaciones, equipos, profesionales, gestión, atención al cliente, situación geográfica, y un sinfín de factores más.

En los talleres no oficiales se pierde la garantía

¡Falso! Muchos conductores también creen que si llevan el coche a un taller no oficial antes de que venza la garantía con su taller oficial perderán dicha garantía. Pero no es así, cualquier taller puede realizar una reparación manteniendo la garantia del vehículo.

Los talleres no oficiales no tienen acceso a la información y piezas oficiales de los vehículos

¡Falso! Muchos usuarios creen que en los talleres no oficiales no se tiene acceso a la información técnica del vehículo o a sus piezas oficiales. ¿Cómo desmentir este falso mito? Apostando siempre por la calidad, dando a conocer los productos y los servicios que se ofrecen, promocionando acuerdos con distribuidores oficiales, etc.

Todos los talleres son iguales

¡Falso! Aparte de las diferencias que existen entre los talleres oficiales y los no oficiales, también existen muchos otros tipos de talleres experimentados en determinadas clases de vehículos. Así, podemos encontrar talleres especializados en una marca concreta, en coches antiguos, talleres de motocicletas de todo tipo, talleres especializados en restauración, expertos en trabajos de pintura y un largo etcétera. Todo esto como profesionales del taller ya lo sabemos, ¿pero lo saben también los clientes o se limitan a llevar el coche a su taller oficial?

Los talleres son lugares feos y sucios

¡Falso! De hecho, una de las normas básicas dentro de la seguridad del taller es mantener el espacio de trabajo limpio, despejado y ordenado, para evitar accidentes. Si tu taller no cumple con los requisitos de higiene necesarios les estarán dando la razón a los que creen en este “falso mito”.

Los mecánicos cobran demasiado

¡Falso! Todo depende de lo que se entienda por cobrar demasiado, pero hay que tener en cuenta que un taller genera numerosos gastos relacionados con energía, sistemas de extracción, renovación, reparación y mantenimiento de maquinaria, piezas y recambios, alquiler de terrenos, sueldos de trabajadores, etc. El precio medio de los talleres españoles ronda los 30 euros por hora, en los cuales va incluida la mano de obra y todos los conceptos antes señalados.

 

Un mecánico salva a enfermos con cáncer de próstata desde su taller

Ofrece descuentos a los clientes que acceden hacerse una revisión médica. A 46 de ellos les han detectado la enfermedad, que desconocían que padecían.

 

Desde hace un tiempo, las asociaciones de talleres se han afanado en inculcar dentro y fuera del sector la función social de los establecimientos de reparación, como un actor más de la sociedad a la que da servicio, no sólo desde las instalaciones donde reparan o mantienen los vehículos de sus clientes.

Pues bien, un mecánico londinense ha dado cien pasos más allá. Y es que en el barrio de Hackney, al este de la capital británcia, Errol McKellar tiene un taller de reparación. Miles de clientes llevan sus vehículos a su establecimiento para comprobar el aceite, el motor, los frenos y hacer revisión anual que exigen las autoridades del Reino Unido.

Y aquellos que cumplen con una condición particular, reciben un descuento ¿Qué condición deben aceptar para pagar menos? Hacerse un examen de próstata.

Todo viene, según cuenta la BBC, porque McKellar fue diagnosticado de cáncer de próstata en 2010. Fue operado en febrero de 2011 y actualmente se encuentra en buen estado de salud. Este profesional de la reparación, al igual que muchos otros pacientes, se dio cuenta de que padecía esta enfermedad por casualidad.

A 46 de sus clientes les detectaron la enfermedad, gracias a que accedieron a hacerse la prueba por su recomendación.

Este mecánico recuerda que fue al médico por otro motivo: su esposa lo convenció de ir, harta de escucharlo roncar. Estando en la sala de espera hojeó un panfleto sobre las pruebas para detectar esta enfermedad. Y, esos pocos minutos le cambiaron la vida.

El cáncer de próstata es una de las formas más comunes de cáncer en los hombres. Ocurre mayormente en hombres de edad avanzada. Y, como se desarrolla lentamente, es posible no tener síntomas por varios años. Estos solo comienzan a notarse cuando la próstata se agranda lo suficiente como para afectar la uretra (el conducto que lleva la orina desde la vejiga hasta el pene).

Como la próstata es una glándula que se encuentra debajo de la vejiga y delante del recto, los principales síntomas son urinarios: necesidad de orinar más a menudo, sobre todo por la noche; sensación de urgencia para ir al baño, dificultad para empezar a orinar; poco flujo urinario, o demora para orinar; y/o sensación de que la vejiga no se vacía del todo.

En algunos casos, esta enfermedad puede curarse si se trata en un estadio temprano. Entre los tratamientos posibles se incluyen la cirugía para retirar la próstata, la radioterapia y la terapia con hormonas.

Desde que le diagnosticaron el cáncer, McKellar se propuso crear desde su espacio más conciencia sobre esta enfermedad de la que, por lo general, los hombres no suelen hablar.  Por eso distribuye un folleto sobre la misma y hace un descuento a quienes aceptan hacerse la prueba.

Con esa simple acción, les ha dado a muchos la posibilidad de vivir más. “Ya van 46 hombres de todos con los que he hablado a los que le han diagnosticado la enfermedad”, le dice a la BBC. “Desafortunadamente hemos perdido a dos: uno de 36 años y otro de 42″.

Thomas, uno de los clientes de McKellar, asegura que el folleto que le dio McKellar resultó en un diagnóstico temprano. “Ese encuentro me cambió la vida”, afirma emocionado. “Hizo feliz a toda mi familia”.

Gracias a esta iniciativa, este mecánico de 59 años es muy conocido en todo el Reino Unido. De hecho, alguna publicación le ha propuesto en alguna ocasión como ‘británico del año’ por su especial campaña de concienciación

Adios al PIVE

¡Ciao PIVE! Se acaban casi cuatro años de incentivos a la compra

by Javier Costas on 29 julio, 2016
Los fondos se han agotado hoy, era la última edición

No es el día de la marmota porque se haya agotado el Plan PIVE, ya ha pasado otras siete veces. Esta vez es la definitiva. El Gobierno ya avisó que sería la última edición, las condiciones eran más difíciles de cumplir, y aunque hubiesen aguantado los fondos el tope era el 31 de julio. Esta vez han hilado muy fino. Con la parálisis legislativa que hay, a falta de Gobierno en algo más que funciones, que nadie espere que haya otra convocatoria.

El PIVE empieza a funcionar en octubre de 2012, después de un agosto eufórico por aprovechar el último mes con el IVA al 18%, y tras un septiembre negro en el que el IVA al 21% espantó a muchos compradores. Bruselas había obligado a España a subir el IVA para aumentar la recaudación, y el PIVE fue una manera creativa de “bajar los impuestos” a los coches. El objetivo se cumplió, se han conseguido 1,1 millones de matriculaciones en casi cuatro años, y la demanda agregada de 250.000 unidades que no se podían beneficiar del plan.

La patronal del automóvil -principalmente ANFAC y FACONAUTO- estuvo meses machacando con el mensaje de que hacía falta prorrogar el PIVE para que no cayesen las ventas a plomo. Ese escenario es ya menos probable, el mercado español vuelve a funcionar y podríamos terminar 2017 con 1,2 millones de turismos y todoterrenos matriculados. Esa cifra es la que correspondería a nuestro país, con y sin crisis, atendiendo al volumen de los últimos 30 años. Se llegó a caer de 700.000 unidades en 2012, fue como volver a 1986.

Plan PIVE

Las cifras provisionales de ocho ediciones del PIVE

  • Ha estado detrás de un 20% de las matriculaciones en su vigencia
  • Los concesionarios y la distribución frenaron la destrucción de empleo (unos 50.000 despidos de 2008 a 2013), volvieron a ser rentables y contrataron gente de nuevo, 15.000 personas en los tres últimos años
  • La comunidad autónoma que más PIVE ha demandado no ha sido Madrid, ni Catalunya; ha sido Andalucía (15,4% de las operaciones o 171.481 solicitudes)
  • El crecimiento de la edad media del parque automovilístico solo se ha ralentizado, pero llega a 11,9 años
  • Las proyecciones calculan que en 2020 dos tercios del parque superarán los 10 años, pero la situación se habrá estabilizado
  • En teoría, cada euro invertido en el Plan ha tenido un retorno de dos euros en recaudación fiscal (IVA e IM) aunque el grueso de lo matriculado estaba exento de impuesto de matriculación

Renault Mégane Sedan II

¿Y ahora, qué?

Los españoles volvemos a comprar coches, pero pasarán años hasta que se produzca un relevo generacional suficiente hasta llegar a una edad del parque móvil que sea comparable a países europeos punteros, y no la cola de los 28. En 2020 la gran mayoría del parque tendrá más de 10 años, pero al menos serán fundamentalmente modelos post-2000, que cumplen al menos Euro 3 y son mucho más seguros que generaciones precedentes.

Al margen del PIVE, la patronal está entusiasmada por la producción de vehículos nacional, la segunda más alta de Europa, más de 1,6 millones de vehículos hasta junio

Dado que el 82% de lo que España produce es para el exterior, no es tan importante que la demanda interna sea fuerte para garantizar la viabilidad de las fábricas. Gracias a los esfuerzos que se han hecho por parte de fabricantes y trabajadores, España ha permanecido siendo un país atractivo para producir, con solo dos fábricas primarias cerradas en plena crisis, mientras en Europa echaron el cerrojo decenas. Los nuevos modelos asignados garantizan el curro a medio plazo.

El mercado se tiene que desenganchar algún día de estas ayudas, de la misma forma que un lactante tendrá que despedirse de la teta materna. El PIVE era una anomalía entre los países de la Unión Europea, que dejaron de estimular el mercado a nivel público antes de 2010. España tuvo tras el Renove el VIVE, el 2000E y ahora el PIVE. De las pocas cosas que ha hecho bien el Gobierno del PP desde 2011, hay que destacar el PIVE. La industria se lo agradece, qué duda cabe.

Plan PIVE

El fin de las ayudas no va a ser catastrófico, porque los beneficiarios ya habían bajado considerablemente con las condiciones del PIVE 8, y los que se han quedado fuera han seguido comprando animados por la elevada competitividad del mercado: los descuentos son generosos. Y el mercado de segunda mano sube precios porque no da abasto con la demanda. Aunque la situación económica siga siendo muy mala, algunos indicadores están mejorando, y la venta de coches nuevos es uno de ellos.

¿Es malo que haya tantos “coches viejos”? Un Renault Mégane de 2004, o un Citroën C4, Ford Focus u Opel Astra de la misma hornada no son precisamente montones de chatarra. Digo esos modelos por ser de los más vendidos de su momento, contaban con cinco estrellas EuroNCAP, la gran mayoría con ABS, ESP e incluso cumplen normativa Euro 4. El problema no es que haya coches viejos, el problema es que haya coches viejos mal mantenidos, tal y como denunciamos hace meses. La DGT bajo María Seguí –que ya ha dimitido– machacó con el tema hasta aburrirnos.

Este mes hubo una campaña de vigilancia y control del estado de los vehículos, en los que la Guardia Civil y demás cuerpos policiales ha comprobado cosas elementales como el estado de los neumáticos, luces o si la ITV está en vigor. De 175.668 vehículos controlados, 10.639 se han llevado una receta a casa por deficiencias en el mantenimiento, de los cuales el 30% no llevaba la ITV al día. Eso sí que es un problema. La combinación de coche antiguo + mal mantenimiento es catastrófica. En un modelo nuevo no tanto, porque el estado de todos los órganos es mejor por la simple razón de estar nuevos o con poco uso. Para que los niveles de seguridad activa sigan igual, debe haber un adecuado mantenimiento.

Pirelli PZero Nero

Este neumático, aunque puede circular legalmente, ya empieza a ser peligroso para circular, sobre todo cuando llueve

Esto puede sonar muy taxativo o sádico, pero el que no pueda mantener su vehículo en un estado elemental de circulación debería a) darlo de baja y esperar a tiempos mejores, b) venderlo o c) mandarlo a un desguace. Las opciones por encima de la d) suponen un riesgo para ese conductor, para sus pasajeros, y para todos los que nos cruzamos en su camino. La edad tiene su importancia, pero hasta cierto punto.

¿Cuáles son las piezas de desguace que merece la pena comprar?

Últimamente hay una tendencia en los talleres consistente en montar o arreglar vehículos con piezas de desguace o de segunda mano. Esto se produce por varios motivos. En general se trabaja así por petición del propio cliente, que busca abaratar el precio final de la reparación, o porque no se encuentra un recambio original o necesita uno con urgencia y no se puede esperar por él.

piezas_de_desguace.jpg

Aspectos a tener en cuenta a la hora de montar piezas de desguace


Antes de analizar qué piezas de desguace merece la pena montar, queremos informaros acerca de la garantía que ofrecen y que hay que ofrecer a los clientes del taller. En primer lugar las piezas de desguace son consideradas piezas de segunda mano, por ello la garantía aplicable es de mínimo un año, aunque puede variar en base a:

  • Si la pieza se compra en el desguace como chatarra.
  • Si se trata de una pieza de desgaste.
  • Cuando la avería no venga por una pieza en mal estado sino por un mal uso del cliente.


En cuanto a la instalación por parte de los talleres, todas las reparaciones quedan garantizadas. Esa garantía es de 3 meses o 2.000 kilómetros, o 15 días y 2.000 kilómetros si la pieza se instala en un vehículo industrial. El periodo de garantía cuenta desde la fecha de entrega del vehículo. La garantía se entiende total, es decir, incluyendo materiales aportados, mano de obra, transporte, impuestos etc.


Las piezas deben cumplir unos requisitos que se resumen en:

  • Las piezas o elementos que los talleres usen en sus reparaciones deberán llevar fijada de manera legible e indeleble la marca del fabricante y en su caso, la homologación del Ministerio de Industria. Para piezas pequeñas en las que no sea posible referenciar, deberá constar la marca en etiquetas.
  • Al final de la reparación, el cliente puede exigir al taller la exhibición y entrega de las piezas que hayan sido sustituidas.


¿Qué piezas merece la pena comprar en un desguace?


Si no estás habituado a los desguaces o es tu primera vez, has de saber que el Real Decreto 1383/2002 del 20 de diciembre sobre la gestión de vehículos al final de su vida útil obliga a los viejos cementerios de vehículos a convertirse en modernos centros autorizados de descontaminación. Por lo tanto, cada vez que un vehículo entra en un desguace comienza un complejo proceso de descontaminación y desmontaje de piezas para finalizar con el reciclaje del vehículo. Estas son las piezas que puede merecer la pena comprar:

  • Motor: Uno de los elementos en los que más se ahorra, los desguaces lo venden revisado y en bloque. El precio de un motor de desguace oscila entre 600-1.500 euros, un gran ahorro respecto a los 3.000-6.000 euros que puede costar nuevo.
  • Asientos: Si tenemos suerte se puede cambiar el aspecto interior del vehículo por apenas 100€, si los asientos llevan airbag es imprescindible verificar la fecha de caducidad del mismo.
  • Paragolpes: Una de las piezas que más se venden en los desguaces, por apenas 40€ se pueden instalar en los vehículos y así pasar la ITV, por ejemplo.
  • Neumáticos: Otro de los elementos que están aumentando en las reparaciones. Desde aquí lo desaconsejamos totalmente, porque es un elemento de seguridad que  y por ahorrarnos unos euros podremos tener un grave accidente.
  • Faros: Debes asegurarte de que no estén desgastados por el sol y de que estén perfectamente impermeabilizados. Supone un gran ahorro con respecto a unos originales.


En este post te hemos dado nuestra opinión sobre cuáles pueden ser las piezas de desguace más rentables para aconsejar a nuestros clientes sobre reparación o mantenimiento de vehículos.
El precio de las piezas de desguace con respecto a las originales puede llegar a ser hasta un 60-80% más barato, por ello, y debido a los tiempos que corren, mucha gente pide a los talleres que miren primero en estos nuevos “supermercados para vehículos” las piezas para reparar el suyo.