información sector

La gran barrera que los discapacitados han conquistado para el coche moderno

La gran barrera que los discapacitados han conquistado para el coche moderno

Uno de los grandes retos en el avance de la tecnología del automóvil es lograr la adaptación de vehículos para discapacitados. En las últimas décadas muchas han sido las mejoras para adaptar un vehículo a las necesidades de personas con discapacidad. Al fin y al cabo, de lo que se trata es de eliminar las barreras que le permitan desarrollar las funciones básicas en su actividad diaria, pues el mero hecho de estar impedido no es óbice para disfrutar del placer de conducir.

Gracias a las adaptaciones de vehículos, las personas que sufren algún tipo de discapacidad física disfrutan de la autonomía que proporciona la conducción del automóvil. Incluso aquellos que tienen algunas discapacidades muy severas ya no se ven privados de esta posibilidad, ya que existen tantas y tan variadas maneras de adaptar un vehículo, que se hace difícil no encontrar una solución. No obstante, el problema suele venir a la hora de lograr la ayuda económica suficiente que les ayude a poder viajar en su propio vehículo y llevar una vida independiente y autónoma.

A todo esto hay que sumar el momento de sacarse el correspondiente carné de conducir en autoescuelas preparadas para la formación de estas personas.

Diferentes maneras de adaptar un vehículo

Según datos de la DGT, de los 27 millones de conductores que existen en España, alrededor de 57.000 llevan algún tipo de adaptación en el vehículo por problemas en su actividad motora. Suelen ser conductores que padecen algún problema del aparato locomotor, normalmente a nivel de sus extremidades, por lo que no pueden hacer un uso normal de los mecanismos para la conducción de los que viene dotado un automóvil fabricado en serie. Por este motivo, dichos conductores tienen que hacer algún tipo de adaptación a su vehículo para poder circular.

Actualmente casi todos los fabricantes pueden adaptar sus coches a los conductores con discapacidad

Existen diferentes forman de adaptar un vehículo a las necesidades de las personas con discapacidad, pues de ello también depende la cuantía del desembolso económico que esto supone. Se puede adaptar un coche de manera electrónica o mecánica, aunque la primera suele ser más cara y funcional. En el caso de la segunda, el sistema se lleva a cabo a través de poleas, que a su vez se encargan de presionar el pedal del acelerador o del freno. Todo depende de nuestras preferencias, gustos y necesidades.

Discapacitado

Sea cual sea nuestra decisión, actualmente casi todos los fabricantes pueden adaptar sus coches a los conductores con discapacidad. Una vez elegido el vehículo, se pueden encargar las propias modificaciones en el concesionario, que se pondrá en contacto con la empresa pertinente, quien realizará la modificación del vehículo junto con las correspondientes homologaciones, al tiempo que pasará la ITV.

Las adaptaciones más comunes se encuentran en los pedales, las modificaciones en las puertas para facilitar el acceso y la salida del coche, así como algunos complementos adaptados.

Mandos al volante que sustituyen a los pedales

Los pedales son la mayor preocupación para aquellas personas con discapacidad en las piernas. La adaptación más común es colocar estos mandos delante o detrás del volante para que puedan ser accionados manualmente. También existe la posibilidad de sumar los pedales de acelerador, freno y embrague en una sola palanca.

Para facilitar la entrada y salida del vehículo se encuentran asientos capaces de girar en un ángulo de 90 grados para cualquiera de las plazas delanteras. Incluso existen puertas correderas y asientos que salen directamente del vehículo, además de rampas para sillas de ruedas que salen de la parte trasera del automóvil.

En cuanto a los complementos, podemos encontrar en el mercado mandos cambiados de ubicación, como es el caso de la palanca de activación del parabrisas en el lado izquierdo en lugar del derecho o de la activación de los intermitentes a la derecha.

Todos los accesorios deben encontrarse homologados y montarse en talleres que aporten las correspondientes garantías de homologación

También existen otro tipo de complementos que actúan como accesorios que facilitan la visibilidad para aquellos que la necesiten, caso de los espejos retrovisores interiores o exteriores de diferentes tamaños a los habituales.

Cualquiera de los citados accesorios deben estar homologados y montarse en talleres que aportan las correspondientes garantías de homologación para que puedan circular sin mayores problemas.

Todas estas adaptaciones de los coches para discapacitados van en función de la movilidad que tenga la persona en cuestión.

Dificultades en la obtención del permiso de conducir

A pesar de las correspondientes adaptaciones en los vehículos, sólo el 17 % de las personas con discapacidad que obtuvieron el carné de conducir no dispusieron de un vehículo adaptado. Por ello es importante conocer la realidad que viven las personas con discapacidad en España respecto a la conducción y analizar las dificultades a las que tienen que enfrentarse, no solo a la hora de conducir, sino también para acceder a los correspondientes permisos.

El estudio “Discapacidad y acceso al permiso de conducir”, elaborado por Fesvial (Fundación Española para la Seguridad Vial), junto a la Fundación CNAE, en colaboración con la Fundación ONCE, pone de manifiesto las dificultades a las que se enfrentan los discapacitados a la hora de obtener el permiso de conducir, puesto que pocas autoescuelas en España disponen de los recursos necesarios para llevar a cabo una formación óptima para este sector de la población.

Desde FESVIAL se solicita que las administraciones públicas ayuden a las autoescuelas a incluir estos recursos, puesto que menos del uno por ciento de las autoescuelas españolas están preparadas para la formación de personas con discapacidad.

#RompeTusBarreras

#RompeTusBarreras, el reto físico y mental de Toyota

Para tratar de concienciar de la necesaria inversión en seguridad vial y de sensibilizar sobre las dificultades que padecen las personas con discapacidad, Toyota España y la Fundación A Víctimas de Tráfico unen sus fuerzas en #RompeTusBarreras, un reto deportivo único. Dicha competición celebrada en septiembre se dividió en dos fases, un trail de alta montaña que recorrió la Tierra de Pinares, comarca natural entre el sur de la provincia de Valladolid y el norte de la provincia de Segovia, y la Sierra de Madrid, y una última milla en Madrid.

A lo largo de tres días, diez equipos, con cuatro integrantes cada uno, se enfrentó a un trail de alta montaña por relevos. Para lograr superar el reto, los participantes debían recorrer la distancia que separa Valladolid de Madrid, con tres etapas muy técnicas que supusieron un reto para su resistencia física y mental.

Entre los participantes se encontraban personas con y sin discapacidad, incluso deportistas paralímpicos del más alto nivel porque lo importante en este reto es la competición en equipo, la colaboración y romper cualquier barrera juntos para llegar a la meta juntos, demostrando que todo es posible.

Bajo el hashtag #RompeTusBarreras, daba la posibilidad a todo el mundo de participar de manera virtual en este evento, mostrar su historia de superación o animar a los deportistas que se atreviesen a formar parte en esta aventura. Al final, ningún obstáculo es lo suficientemente grande para luchar por lo que se quiere.

Cómo se rellena un parte de accidente para no pagar sin tener la culpa

Cómo se rellena un parte de accidente para no pagar sin tener la culpa

El parte permite describir con detalle cómo se ha producido un choque.

En este preciso momento (da igual qué hora sea, no importa en qué día estemos), dos conductores están rellenando un parte amistoso de accidente en España. Ante el más mínimo roce, la reacción más sensata es rescatar de la guantera la declaración amistosa. Así sucede en España alrededor de 3.700.000 veces al año, más de 10.200 al día, 7 por minuto.

Nadie está obligado a cumplir este trámite, pero el sentido común aconseja hacerlo. El presidente de Automovilistas Europeos Asociados, Mario Arnaldo, lo justifica: “Es lo más conveniente. La gran virtud del parte amistoso de accidente es que gracias a él las compañías aseguradoras implicadas van a tener la misma versión de los hechos, por lo que la resolución del caso será mucho más ágil”, señala Arnaldo. Y no tiene nada que ver con asumir responsabilidades. “Los automovilistas deben limitarse a describir fielmente los hechos. No debe haber una discusión sobre la culpabilidad porque  de esa valoración ya se encargarán las compañías”, añade Arnaldo.

Pero ¿tienes claro cómo debes hacerlo? Conviene dedicar un rato a rescatar de la guantera la declaración, leerla y tenerla más o menos controlada por si un día hace falta recurrir a ella. Merece la pena: según la empresa de gestión LeasePlan, uno de cada cuatro casos no se resuelven de manera amistosa por culpa de los errores cometidos cuando se rellena el parte.

Estos son los apartados de los que consta un parte de accidente, que aparecen duplicados porque hacen referencia al vehículo A y al vehículo B.

Fecha: Es necesario apuntar la fecha y la hora del siniestro.

Localización: Se recomienda indicar la ubicación con exactitud: bien sea en carretera (conviene indicar el punto kilométrico) o en ciudad (se debe concretar calle y número).

Víctimas: Debe quedar registrado si hay o no víctimas. Un punto redundante, ya que la declaración pierde validez cuando hay víctimas en el accidente.

Daños materiales: Dos preguntas que se contestan con un sí o un no. ¿Hay daños en otros vehículos no involucrados en el accidente? ¿Hay daños en objetos distintos al vehículo?

Testigos: Un apartado fundamental en la declaración. Resulta clave contar con testigos: aunque al principio todo parezca claro y no haya dudas, siempre pueden surgir mientras duran los trámites de resolución. Imprescindible anotar nombre, dirección y teléfono.

parte de accidente

Asegurado: Aquí deben constar los datos del tomador del seguro: nombre, apellidos, domicilio, código postal y país. La declaración pide indicar “Teléfono o email”, pero si se indican los dos, mejor.

Vehículo: Otro dato importantísimo que debe figurar en el parte: la matrícula. La marca y el modelo, también, pero son menos relevantes.

Aseguradora: Para agilizar el proceso son imprescindibles el nombre de la compañía y el número de póliza.

Conductor: Este apartado no tiene mucho misterio: aquí se piden los datos que aparecen en el permiso de conducir.

Punto de choque inicial: En este caso, basta con señalar con una flecha el lugar del impacto.

Daños: Sirve para hacer un breve resumen de los daños apreciados en el vehículo.

Además de lo anterior, la clave del parte se encuentra probablemente en la columna central, llamada Circunstancias. Aquí aparecen 17 situaciones que sirven para reflejar, “al menos el 80% de las circunstancias que rodean a un accidente”, en opinión de Mario Arnaldo.

‘Estaba estacionado/parado’, ‘Entraba a una plaza de sentido giratorio’, ‘Adelantaba’, ‘Giraba a la derecha’… Hay que poner especial cuidado en marcar las casillas correctas, ya que a partir de esa información (en función de lo que señalen los implicados) las compañías determinan la culpabilidad del siniestro. No se trata de usar algún truco para intentar engañar a la parte contraria, sino de ajustarse a la realidad sin que la parte contraria se aproveche de uno. Y como explican en la Asociación Empresarial del Seguro (Unespa), “si el suceso no se ciñe a ninguna de las alternativas descritas, es preferible no rellenarlo y dar la explicación oportuna en Observaciones y detallar como ha ocurrido el siniestro”.

Por último, y también fundamental, queda dibujar un croquis que refleje el accidente. Las aseguradoras no piden arte: basta con un esquema que sirva para entender un poco mejor cómo se ha producido el choque.

OTRAS CUESTIONES FUNDAMENTALES

Además de rellenar el parte (en letras mayúsculas y fácilmente legibles, y apretando con fuerza para que los datos de la hoja principal se calquen correctamente en la secundaria), conviene tomar fotos con el móvil que servirán como prueba. Una vez recogidos todos los datos, los trámites continúan: para evitar problemas, hay que remitir la documentación a la compañía aseguradora en un plazo máximo de siete días.

Si lo anterior resulta farragoso, existe una alternativa digital. La app iDEA (disponible para iOS y Android) permite utilizar el móvil para rellenar el parte y enviarlo directamente a las aseguradoras. Desde su puesta en marcha, hace ahora dos años y tras más de 66.000 descargas, se han presentado casi 10.400 partes telemáticos.

Existen tres casos, no obstante, en los que no se puede usar el parte de accidente: cuando hay daños personales, cuando no existe acuerdo entre los implicados o cuando hay más de dos coches involucrados. En tales circunstancias, lo mejor es recurrir a la Guardia Civil o, en su caso, a la policía local.

Cómo afecta a los talleres que los usuarios compren recambios en internet

Algunos propietarios compran online los recambios y los instalan ellos mismos
Algunos propietarios compran online los recambios y los instalan ellos mismos

Una de las tendencias que parece que están adquiriendo los consumidores, según señala la Cadena Ser, es el do it yourself (hazlo tú mismo) que trae consigo nuevos hábitos entre los propietarios de los vehículos.

Así, los dueños de los coches adquieren online los recambios para sus automóviles y los instalan ellos mismos en lugar de acudir a un taller con profesionales que realicen estas operaciones.

El socio fundador de Endado.com, Miguel Ángel Pérez, señaló en la mencionada emisora que los consumidores se pueden ahorrar entre el 50 y el 70% debido a la desintermediación. No obstante, el presidente de Cetraa, Enrique Fontán, considera “un poco exagerado” que los consumidores puedan llegar a conseguir el citado ahorro con este tipo de prácticas.

Asimismo, el presidente la asociación explica que estas actividades son totalmente lícitas y es otra forma de vender recambios. Sin embargo, subraya que “los portales de internet están a la altura y el verdadero problema son los talleres clandestinos”.

Fontán subraya que cada vez “hay menos manitas”, añadiendo que los establecimientos especializados siempre tendrán trabajo porque hay muchas personas que “intentan arreglar sus coches y generan problemas mayores”.

Por último, Pérez apunta que comprar un recambio por internet no implica dejar de acudir al taller. “Muchas veces conviven y no son excluyentes”.

La DGT sube las tasas administrativas: estos son los nuevos precios

 

Para hacer trámites con organismos del Estado hay que pagar una cantidad determinada en concepto de tasas administrativas. Con Tráfico no iba a ser menos: hay que pagar por solicitar duplicados del carnet de conducir o por cambiar la titularidad de un vehículo.

Este año 2017, la DGT decidió aumentar el precio de dichas tasas, que te mostramos actualizadas para que no te lleves sorpresas si has de acudir a hacer algún trámite a Tráfico, además de quienes están exentos de tales pagos.

Trámites relacionados con el permiso de circulación

  • Expedición de permisos de circulación (matriculación de vehículos, excepto ciclomotores): 96,80 euros
  • Expedición de licencias de circulación de ciclomotores y cambios de titularidad: 27,00 euros
  • Permisos y Autorizaciones temporales (traslados, pruebas…): 20,00 euros
  • Cambios de titularidad de los permisos de circulación (transferencias): 54,00 euros
  • Autorizaciones especiales de circulación y sus modificaciones: 128,80 euros

Trámites relacionados con el permiso de conducción

  • Pruebas para obtener el permiso: 91,20 euros
  • Prórroga de vigencia de los permisos de conducción: 23,80 euros
  • Obtención de licencias de conducción: 43,20 euros
  • Obtención de permisos o licencias de conducción por haber perdido los puntos o por canje, cuando éste no requiera la realización de pruebas prácticas de conducción. Expedición del permiso A tras la superación de la formación exigida sin examen: 28,00 euros

Otras tasas:

  • Anotaciones en los expedientes, suministro de datos, certificaciones, cotejos o copias auténticas: 8,40 euros
  • Duplicados de permisos y licencias de conducción por extravío o deterioro: 20,20 euros
  • Otras autorizaciones otorgadas por la DGT: 10,20 euros
  • Anotación del resultado de la ITV: 4,00 euros
  • Escolta, control y regulación de la circulación de vehículos (esto se cobra por hora y agente): 32,60 euros

¿Por dónde se pueden pagar las tasas?

  • Por Internet, accediendo al pago electrónico de tasas de Tráfico con certificado digital o mediante DNI electrónico. Podrás pagar con tarjeta de débito o crédito o con cargo en cuenta bancaria.
  • Presencialmente, en cualquier oficina de Tráfico. Hay que pedir cita previa por Internet o llamando al 060 y pagar con tarjeta de débito o crédito.
  • Presencialmente, en cualquier entidad financiera adherida al pago de este tipo de tasas, en efectivo o con cargo en cuenta bancaria tras rellenar el formulario de autoliquidación según el modelo 791 (puedes conseguirlo en la Jefatura de Tráfico o por Internet).

¿Quién está exento de pagar las tasas de Tráfico?

No todo el mundo ha de pagar estas tasas. Existen exenciones a ciertos colectivos y personas, como los mayores de 70 años que soliciten la prórroga de la vigencia del permiso u otra autorización para conducir.

También se libran del pago de las tasas de Tráfico quienes soliciten la baja definitiva de un vehículo por entrega en un establecimiento autorizado para su destrucción, es decir, un concesionario y quienes soliciten duplicados de las autorizaciones administrativas para conducir o para circular por cambio de domicilio.

Tampoco han de pagar aquellos que soliciten la baja temporal del vehículo por sustracción (es decir, si denunciamos el robo del vehículo) y la posterior cancelación por aparición del mismo ni quienes obtengan autorización para el cambio de matrícula de un vehículo por razones de seguridad personal.

Por último, también están exentos de pago los funcionarios de la Agencia Tributaria Estatal y la Tesorería General de la Seguridad Social, cuando soliciten anotaciones y cancelaciones de embargos y precintos en el Registro de Vehículos, así como el Consorcio de Compensación de Seguros cuando solicite datos y los miembros de misiones diplomáticas, oficinas consulares y organizaciones internacionales con sede en España (además de sus ascendientes, descendientes y cónyuges) que soliciten la obtención del carnet español.