información sector

Las mejores pick up: ¿por qué se ha disparado el boom de estos vehículos?

Bob Lutz, vicepresidente de General Motors: “Nos estamos acercando al final de la era de los automóviles”

Estamos en una época clave de la era del automóvil. El invento tiene ya más de 100 años y ya ha empezado un cambio profundo de la industria de la automoción. Y para Bob Lutz, uno de los ejecutivos más influyentes de toda la industria (estuvo en puestos claves en BMW, GM, Ford y Chrysler), es muy sencillo: esto se acaba ya.

El automóvil llega a su fin, así como toda la industria que la rodea, desde el taller al concesionario pasando por los medios de comunicación especializados. Y todo ello se lo debemos, o más bien será por culpa de la conducción autónoma y del legislador que nos prohibirá conducir.

¿Quién diablos es Bob Lutz?

Bob Lutz

Automotive News ha pedido a varias personalidades influyentes de la industria una serie de artículos sobre el futuro de la industria de la automoción. El primero en lanzarse al agua ha sido Bob Lutz. Para quien no lo conozca, la vida de Bob Lutz daría para un biopic, pero os daremos unas pinceladas.

De origen suizo, Lutz obtuvo la nacionalidad estadounidense en 1943. Y a pesar de ser el hijo del vicepresidente del Crédit Suisse hizo de todo, desde vender aspiradoras de puerta en puerta hasta piloto de caza en el cuerpo de los Marines. Posee un Albatros desmilitarizado con el que vuela (o quizá volaba, tiene ya 85 años) de forma regular.

Bob Lutz Albatros Jet

En el campo de la automoción fue vicepresidente de ventas de BMW (1971-1974), vicepresidente ejecutivo de Ford Europa (1974 a 1986), fue director de desarrollo de producto en Chrysler (1986 a 1998) para luego ser vicepresidente del desarrollo de producto en General Motors de 2001 a 2010. Actualmente, es consultor y es uno de los fundadores de VLF Automotive, empresa que elimina el sistema híbrido de los Fisker Karma para meter un V8 de Corvette.

Bob Lutz, que ayudó a crear BMW M, aprobó el lanzamiento del Dodge Viper, el renacimiento del Pontiac GTO (un Holden Monaro) y del Chevrolet Camaro, es también el directivo que más fomentó el desarrollo del Chevrolet Volt de primera generación. Vamos, no se le puede acusar de ser un simple directivo. Lutz es un “car guy”, como se les llama en la industria a los ejecutivos a los que les gustan los coches (y en la actualidad, de esos hay muy pocos y hacen mucha falta, pero eso será para otro día).

Bob Lutz BMW Ford

Eso sí, también es muy polémico. Del mismo modo que abogó por el Chevrolet Volt, se le considera de forma errónea responsable del abandono del proyecto GM EV-1. Sin embargo, en la época del EV1 (1996-1999), Bob Lutz era CEO de Exide (el fabricante de baterías). Sea como fuere, fue capaz de ver que si bien a todo el mundo le gusta un buen V8, la electrificación es la vía del futuro. Y ahora nos dice, que da igual la electrificación ya que en el futuro no tendremos coches porque nos estará prohibido conducir.

El futuro sin coches, pero sí con módulos

Coche-módulo autónomo

En su visión (o pesadilla) el coche particular ya no tendrá sentido, pues nos desplazaremos en módulos de conducción autónoma que nos llevarán de un lado a otro a más de 200 km/h en las autopistas. Una vez en destino, los dejaremos marchar y que vayan a por el siguiente transporte. Seguirá existiendo una pequeña fracción de módulos autónomos en semipropiedad y personalizados para que “el dueño pueda dejar el equipamiento de fútbol del niño en el módulo y no tener que sacarlo cada dos por tres”.

Si bien, como fan del automóvil es una visión aterradora, asegura que habrá circuitos y fabricantes de muy pequeñas series para que podamos dar rienda suelta a nuestra afición. Eso sí, será una afición elitista como lo es hoy en día la equitación o, en cierta medida, el golf. De hecho, el símil con los caballos es lo que le lleva a la conclusión del fin del automóvil. El caballo pasó de ser el medio de transporte por excelencia a ser un deporte elitista. Y lo mismo ocurrirá con el automóvil.

coche autónomo

¿Y la industria? A pique. Tanto fabricantes actuales, como sobre todo distribuidores, serán cosa del pasado. La creación de riqueza se hará en las flotas de Über, Lyft y otras compañías de transporte individual. Aunque es verdad que algunos fabricantes ya han tomado medidas y se preparan para ser proveedores de movilidad, como Ford y fabricantes de módulos, que llevarán la marca del proveedor de servicio y no del fabricante, sea Chevrolet o Toyota.

bob lutz fin del automóvil

¿Y para cuándo este mundo sin conductores? Pues para dentro de 20 años, según el bueno de Lutz. Y es que cuando las compañías con grandes flotas, como FedEx o el Über de turno adopten el coche autónomo y las estadísticas muestren que efectivamente, si retiramos el factor humano de la ecuación, no hay accidentes el legislador prohibirá que conduzcamos.

Sí, pero no

coche autonómo

La teoría de Bob Lutz puede ser cierta como puede no serlo. Hay una serie de comportamientos que todavía desconocemos.

A nivel de industria, quién nos asegura que las marcas actuales no se convertirán en proveedores de car sharing. Y es que ya lo están haciendo, cómo GM con Lyft, Daimler con Car2Go o PSA con Emove. De este modo, dan salida a su producción y están donde se crea la riqueza, en el servicio. ¿Y los distribuidores, es decir, los concesionarios? Seguirán el camino iniciado en la actualidad y la mayor parte de sus ingresos vendrán definitivamente del mantenimiento y no de la venta de automóviles-módulos.

BMW Vision Next 100

Por ejemplo, el automóvil suplantó al caballo como medio de transporte por su robustez, su capacidad de carga y velocidad. Pero ambos casos responden a una necesidad de movilidad individual, no colectiva como lo es el car sharing o módulos compartidos, siguiendo la teoría de Lutz. Aunque, es verdad, algunos estudios aseguran que compraremos menos coches en las áreas donde operen compañías como Lyft o Uber.

Él mismo reconoce que seguirá habiendo módulos personalizados, es decir, un coche autónomo en propiedad, en leasing, en modalidad de suscripción o lo que sea. El ser humano es individualista por naturaleza y por eso opta por medios de transporte individuales, coche o moto, y no colectivo cuando tiene la posibilidad de hacerlo. Pero sobre todo lo que más le importa es la libertad de movimiento y la inmediatez que da un coche o una moto. No hay que esperar al que módulo autónomo de turno nos venga a recoger o que lleguemos al punto de acceso y esté vacío.

Bob Lutz fumando

Por último, tampoco está claro que el legislador nos prohiba conducir, aunque quizá pueda haber más restricciones de uso y limitaciones impuestas por los seguros. Al fin y al cabo, hace décadas que se sabe que fumar, como lo hace Bob Lutz con sus enormes puros, es perjudicial para la salud y sin embargo no está prohibido. Todavía hay esperanzas.

La gran barrera que los discapacitados han conquistado para el coche moderno

La gran barrera que los discapacitados han conquistado para el coche moderno

Uno de los grandes retos en el avance de la tecnología del automóvil es lograr la adaptación de vehículos para discapacitados. En las últimas décadas muchas han sido las mejoras para adaptar un vehículo a las necesidades de personas con discapacidad. Al fin y al cabo, de lo que se trata es de eliminar las barreras que le permitan desarrollar las funciones básicas en su actividad diaria, pues el mero hecho de estar impedido no es óbice para disfrutar del placer de conducir.

Gracias a las adaptaciones de vehículos, las personas que sufren algún tipo de discapacidad física disfrutan de la autonomía que proporciona la conducción del automóvil. Incluso aquellos que tienen algunas discapacidades muy severas ya no se ven privados de esta posibilidad, ya que existen tantas y tan variadas maneras de adaptar un vehículo, que se hace difícil no encontrar una solución. No obstante, el problema suele venir a la hora de lograr la ayuda económica suficiente que les ayude a poder viajar en su propio vehículo y llevar una vida independiente y autónoma.

A todo esto hay que sumar el momento de sacarse el correspondiente carné de conducir en autoescuelas preparadas para la formación de estas personas.

Diferentes maneras de adaptar un vehículo

Según datos de la DGT, de los 27 millones de conductores que existen en España, alrededor de 57.000 llevan algún tipo de adaptación en el vehículo por problemas en su actividad motora. Suelen ser conductores que padecen algún problema del aparato locomotor, normalmente a nivel de sus extremidades, por lo que no pueden hacer un uso normal de los mecanismos para la conducción de los que viene dotado un automóvil fabricado en serie. Por este motivo, dichos conductores tienen que hacer algún tipo de adaptación a su vehículo para poder circular.

Actualmente casi todos los fabricantes pueden adaptar sus coches a los conductores con discapacidad

Existen diferentes forman de adaptar un vehículo a las necesidades de las personas con discapacidad, pues de ello también depende la cuantía del desembolso económico que esto supone. Se puede adaptar un coche de manera electrónica o mecánica, aunque la primera suele ser más cara y funcional. En el caso de la segunda, el sistema se lleva a cabo a través de poleas, que a su vez se encargan de presionar el pedal del acelerador o del freno. Todo depende de nuestras preferencias, gustos y necesidades.

Discapacitado

Sea cual sea nuestra decisión, actualmente casi todos los fabricantes pueden adaptar sus coches a los conductores con discapacidad. Una vez elegido el vehículo, se pueden encargar las propias modificaciones en el concesionario, que se pondrá en contacto con la empresa pertinente, quien realizará la modificación del vehículo junto con las correspondientes homologaciones, al tiempo que pasará la ITV.

Las adaptaciones más comunes se encuentran en los pedales, las modificaciones en las puertas para facilitar el acceso y la salida del coche, así como algunos complementos adaptados.

Mandos al volante que sustituyen a los pedales

Los pedales son la mayor preocupación para aquellas personas con discapacidad en las piernas. La adaptación más común es colocar estos mandos delante o detrás del volante para que puedan ser accionados manualmente. También existe la posibilidad de sumar los pedales de acelerador, freno y embrague en una sola palanca.

Para facilitar la entrada y salida del vehículo se encuentran asientos capaces de girar en un ángulo de 90 grados para cualquiera de las plazas delanteras. Incluso existen puertas correderas y asientos que salen directamente del vehículo, además de rampas para sillas de ruedas que salen de la parte trasera del automóvil.

En cuanto a los complementos, podemos encontrar en el mercado mandos cambiados de ubicación, como es el caso de la palanca de activación del parabrisas en el lado izquierdo en lugar del derecho o de la activación de los intermitentes a la derecha.

Todos los accesorios deben encontrarse homologados y montarse en talleres que aporten las correspondientes garantías de homologación

También existen otro tipo de complementos que actúan como accesorios que facilitan la visibilidad para aquellos que la necesiten, caso de los espejos retrovisores interiores o exteriores de diferentes tamaños a los habituales.

Cualquiera de los citados accesorios deben estar homologados y montarse en talleres que aportan las correspondientes garantías de homologación para que puedan circular sin mayores problemas.

Todas estas adaptaciones de los coches para discapacitados van en función de la movilidad que tenga la persona en cuestión.

Dificultades en la obtención del permiso de conducir

A pesar de las correspondientes adaptaciones en los vehículos, sólo el 17 % de las personas con discapacidad que obtuvieron el carné de conducir no dispusieron de un vehículo adaptado. Por ello es importante conocer la realidad que viven las personas con discapacidad en España respecto a la conducción y analizar las dificultades a las que tienen que enfrentarse, no solo a la hora de conducir, sino también para acceder a los correspondientes permisos.

El estudio “Discapacidad y acceso al permiso de conducir”, elaborado por Fesvial (Fundación Española para la Seguridad Vial), junto a la Fundación CNAE, en colaboración con la Fundación ONCE, pone de manifiesto las dificultades a las que se enfrentan los discapacitados a la hora de obtener el permiso de conducir, puesto que pocas autoescuelas en España disponen de los recursos necesarios para llevar a cabo una formación óptima para este sector de la población.

Desde FESVIAL se solicita que las administraciones públicas ayuden a las autoescuelas a incluir estos recursos, puesto que menos del uno por ciento de las autoescuelas españolas están preparadas para la formación de personas con discapacidad.

#RompeTusBarreras

#RompeTusBarreras, el reto físico y mental de Toyota

Para tratar de concienciar de la necesaria inversión en seguridad vial y de sensibilizar sobre las dificultades que padecen las personas con discapacidad, Toyota España y la Fundación A Víctimas de Tráfico unen sus fuerzas en #RompeTusBarreras, un reto deportivo único. Dicha competición celebrada en septiembre se dividió en dos fases, un trail de alta montaña que recorrió la Tierra de Pinares, comarca natural entre el sur de la provincia de Valladolid y el norte de la provincia de Segovia, y la Sierra de Madrid, y una última milla en Madrid.

A lo largo de tres días, diez equipos, con cuatro integrantes cada uno, se enfrentó a un trail de alta montaña por relevos. Para lograr superar el reto, los participantes debían recorrer la distancia que separa Valladolid de Madrid, con tres etapas muy técnicas que supusieron un reto para su resistencia física y mental.

Entre los participantes se encontraban personas con y sin discapacidad, incluso deportistas paralímpicos del más alto nivel porque lo importante en este reto es la competición en equipo, la colaboración y romper cualquier barrera juntos para llegar a la meta juntos, demostrando que todo es posible.

Bajo el hashtag #RompeTusBarreras, daba la posibilidad a todo el mundo de participar de manera virtual en este evento, mostrar su historia de superación o animar a los deportistas que se atreviesen a formar parte en esta aventura. Al final, ningún obstáculo es lo suficientemente grande para luchar por lo que se quiere.

Cómo se rellena un parte de accidente para no pagar sin tener la culpa

Cómo se rellena un parte de accidente para no pagar sin tener la culpa

El parte permite describir con detalle cómo se ha producido un choque.

En este preciso momento (da igual qué hora sea, no importa en qué día estemos), dos conductores están rellenando un parte amistoso de accidente en España. Ante el más mínimo roce, la reacción más sensata es rescatar de la guantera la declaración amistosa. Así sucede en España alrededor de 3.700.000 veces al año, más de 10.200 al día, 7 por minuto.

Nadie está obligado a cumplir este trámite, pero el sentido común aconseja hacerlo. El presidente de Automovilistas Europeos Asociados, Mario Arnaldo, lo justifica: “Es lo más conveniente. La gran virtud del parte amistoso de accidente es que gracias a él las compañías aseguradoras implicadas van a tener la misma versión de los hechos, por lo que la resolución del caso será mucho más ágil”, señala Arnaldo. Y no tiene nada que ver con asumir responsabilidades. “Los automovilistas deben limitarse a describir fielmente los hechos. No debe haber una discusión sobre la culpabilidad porque  de esa valoración ya se encargarán las compañías”, añade Arnaldo.

Pero ¿tienes claro cómo debes hacerlo? Conviene dedicar un rato a rescatar de la guantera la declaración, leerla y tenerla más o menos controlada por si un día hace falta recurrir a ella. Merece la pena: según la empresa de gestión LeasePlan, uno de cada cuatro casos no se resuelven de manera amistosa por culpa de los errores cometidos cuando se rellena el parte.

Estos son los apartados de los que consta un parte de accidente, que aparecen duplicados porque hacen referencia al vehículo A y al vehículo B.

Fecha: Es necesario apuntar la fecha y la hora del siniestro.

Localización: Se recomienda indicar la ubicación con exactitud: bien sea en carretera (conviene indicar el punto kilométrico) o en ciudad (se debe concretar calle y número).

Víctimas: Debe quedar registrado si hay o no víctimas. Un punto redundante, ya que la declaración pierde validez cuando hay víctimas en el accidente.

Daños materiales: Dos preguntas que se contestan con un sí o un no. ¿Hay daños en otros vehículos no involucrados en el accidente? ¿Hay daños en objetos distintos al vehículo?

Testigos: Un apartado fundamental en la declaración. Resulta clave contar con testigos: aunque al principio todo parezca claro y no haya dudas, siempre pueden surgir mientras duran los trámites de resolución. Imprescindible anotar nombre, dirección y teléfono.

parte de accidente

Asegurado: Aquí deben constar los datos del tomador del seguro: nombre, apellidos, domicilio, código postal y país. La declaración pide indicar “Teléfono o email”, pero si se indican los dos, mejor.

Vehículo: Otro dato importantísimo que debe figurar en el parte: la matrícula. La marca y el modelo, también, pero son menos relevantes.

Aseguradora: Para agilizar el proceso son imprescindibles el nombre de la compañía y el número de póliza.

Conductor: Este apartado no tiene mucho misterio: aquí se piden los datos que aparecen en el permiso de conducir.

Punto de choque inicial: En este caso, basta con señalar con una flecha el lugar del impacto.

Daños: Sirve para hacer un breve resumen de los daños apreciados en el vehículo.

Además de lo anterior, la clave del parte se encuentra probablemente en la columna central, llamada Circunstancias. Aquí aparecen 17 situaciones que sirven para reflejar, “al menos el 80% de las circunstancias que rodean a un accidente”, en opinión de Mario Arnaldo.

‘Estaba estacionado/parado’, ‘Entraba a una plaza de sentido giratorio’, ‘Adelantaba’, ‘Giraba a la derecha’… Hay que poner especial cuidado en marcar las casillas correctas, ya que a partir de esa información (en función de lo que señalen los implicados) las compañías determinan la culpabilidad del siniestro. No se trata de usar algún truco para intentar engañar a la parte contraria, sino de ajustarse a la realidad sin que la parte contraria se aproveche de uno. Y como explican en la Asociación Empresarial del Seguro (Unespa), “si el suceso no se ciñe a ninguna de las alternativas descritas, es preferible no rellenarlo y dar la explicación oportuna en Observaciones y detallar como ha ocurrido el siniestro”.

Por último, y también fundamental, queda dibujar un croquis que refleje el accidente. Las aseguradoras no piden arte: basta con un esquema que sirva para entender un poco mejor cómo se ha producido el choque.

OTRAS CUESTIONES FUNDAMENTALES

Además de rellenar el parte (en letras mayúsculas y fácilmente legibles, y apretando con fuerza para que los datos de la hoja principal se calquen correctamente en la secundaria), conviene tomar fotos con el móvil que servirán como prueba. Una vez recogidos todos los datos, los trámites continúan: para evitar problemas, hay que remitir la documentación a la compañía aseguradora en un plazo máximo de siete días.

Si lo anterior resulta farragoso, existe una alternativa digital. La app iDEA (disponible para iOS y Android) permite utilizar el móvil para rellenar el parte y enviarlo directamente a las aseguradoras. Desde su puesta en marcha, hace ahora dos años y tras más de 66.000 descargas, se han presentado casi 10.400 partes telemáticos.

Existen tres casos, no obstante, en los que no se puede usar el parte de accidente: cuando hay daños personales, cuando no existe acuerdo entre los implicados o cuando hay más de dos coches involucrados. En tales circunstancias, lo mejor es recurrir a la Guardia Civil o, en su caso, a la policía local.