Uncategorized

Guía de compras de bicicletas eléctricas: en qué hay que fijarse antes de comprar y nueve modelos recomendados

Guía de compras de bicicletas eléctricas: en qué hay que fijarse antes de comprar y nueve modelos recomendados

Ahora que poco a poco asoma el buen tiempo y que se alargan las horas de sol, apetece realizar más actividades al aire libre y la bicicleta siempre es una buena opción. Si además queremos ir al trabajo en este medio de transporte, pero sin que suponga llegar sudando para entrar en la ducha, la bicicleta eléctrica es una buena opción para combinar ejercicio y transporte.

También lo es para practicar deporte en grupo aunque no estemos tan en forma como el resto. Ya no es raro ver a pelotones ciclistas que salen a montar donde alguno de ellos, que puede entrenar menos durante la semana, lleva una bici eléctrica. Esto le ayuda a mantener el ritmo del grupo sin suponer una carga y que los demás tengan que estar esperando.

La legislación de la bici eléctrica

La bicicleta eléctrica se verá afectada por las mismas normas del resto de bicis. Es decir, en ciudad el uso del casco no es obligatorio, no así en vías interurbanas y carretera. No podrán circular por las aceras, a menos que estén especialmente indicadas para ello, y tienen que circular por la calzada como el resto de vehículos.

Tampoco se necesita una licencia para conducir, como sí sería el caso de un ciclomotor. Pero sí se necesita conocer el código de circulación, conocer las señales viales y respetarlas. La bicicleta debe llevar luz delantera blanca y trasera de color rojo siempre que circule en condiciones de luminosidad reducida o de noche.

No es obligatorio contar con un seguro de daños a terceros, ni se tiene que pagar impuesto de circulación a vehículos de tracción mecánica, ya que no son homologables a los mismos. Eso sí, en caso de un accidente si no contamos con dicho seguro tendremos que hacernos cargo de los daños causados a un vehículo o a un peatón, según sea el caso, por nuestros propios medios.

La asistencia al pedaleo

Foffa Ebike

Hasta aquí la normativa es más o menos común a cualquier bicicleta. En el caso de las eléctricas se debe añadir la específica que afecta a su motor eléctrico y las limitaciones que impone la asistencia al pedaleo. En este caso

"las bicicletas con pedaleo asistido, equipadas con un motor eléctrico auxiliar, de potencia nominal continua máxima de 0,25 kilovatios, cuya potencia disminuya progresivamente y que finalmente se interrumpa cuando la velocidad del vehículo alcance los 25 km/h, o antes si el ciclista deja de pedalear"

Las bicicletas deben estar homologadas por el Ministerio de Industria, según la norma UNE-EN 15194:2009. En caso de tener un acelerador similar al de una moto, que permita iniciar la marcha sin dar pedales, se considerarán ciclomotores. Lo mismo ocurre si su motor supera los 250W o no se detiene la asistencia al pedaleo al alcanzar los 25 km/h. En este caso es necesario matricular el vehículo, además de contar con seguro y se necesita licencia para su conducción.

Tipos de baterías de la bicicleta eléctrica y autonomía

Como en todo vehículo eléctrico las baterías juegan un papel muy importante a la hora de elegir. Para empezar tendríamos que ver si buscamos una bicicleta con baterías extraíbles o que vayan integradas en el cuadro. La principal ventaja de las primeras es que podemos llevarlas con nosotros si aparcamos la bici en la calle y recargarlas en el trabajo o en casa de forma más cómoda que tener que subir la bici a nuestro domicilio.

Si preferimos que vayan integradas en el cuadro, a nivel estético quedan más disimuladas. Sería la opción más parecida a una bicicleta más convencional, independientemente del tipo elegido, ya sea una plegable, una urbana o de montaña. Prácticamente no notaremos la diferencia, más allá de un mayor peso y el selector de asistencia que queremos aplicar.

A la hora de elegir es fundamental fijarse en los ciclos de recarga que permite la batería y la facilidad para su sustitución en el futuro. Especialmente si tenemos pensado hacer muchos kilómetros con este vehículo, como sería el caso del desplazamiento diario al trabajo, cuantos más ciclos de recarga el aguante es mejor.

Por último la autonomía irá ligada a su capacidad de almacenamiento de energía. Las baterías más eficientes suelen ser las de ión litio, mientras que las más económicas suelen ser de plomo, también más pesadas. A mayor capacidad de almacenamiento más autonomía permiten, aunque hay que tener en cuenta que son más eficientes las de litio.

La autonomía que logremos dependerá también del peso del ciclista y el terreno a recorrer. No logrará el mismo rendimiento alguien que pesa 90 kilos y tiene que subir cuestas que un ciclista que pesa 75 y realiza un recorrido llano. Lo normal es que permitan realizar recorridos entre 50 y 60 kilómetros con asistencia al pedaleo sin problemas. También variará con la cantidad de ayuda que nos da, ya que la bici eléctrica permite regular cuánto queremos que empuje el motor eléctrico.

¿Dónde se sitúa el motor?

Motor Ebikes

Por último una cuestión interesante es dónde se sitúa el motor. Suelen existir dos tendencias claras, en el eje o en la rueda. Se trata de una cuestión de eficiencia y de sensaciones. Con el motor en el eje se siente más el pedaleo habitual de una bicicleta. Es el más adecuado cuando hablamos de hacer deporte con la bici, para la MTB o incluso de carretera. Además, al tener un sensor de movimiento de torque, en el propio eje al impulsar el pedal, el motor eléctrico entra en funcionamiento y la bici sale literalmente disparada.

En el caso del motor de rueda se incluye un sensor de movimiento, por lo que hace falta dar media o tres cuartos de vuelta para que entre en juego. Para un uso más urbano suelen ir en la rueda trasera, aunque depende del modelo, ya que algunos lo sitúan en la delantera para lograr una doble tracción, la de la rueda delantera por el motor y la trasera por el pedal.

Qué modelo de bicicleta eléctrica elegir

Y ahora que tenemos claros algunos conceptos de las bicicletas eléctricas toca elegir modelo. Y aquí no será muy diferente a lo que tenemos que tener en cuenta en cualquier otra bici. Es interesante hacerse algunas preguntas:

  • ¿Qué uso le vamos a dar habitualmente? Urbana, montaña, carretera o mixta...
  • ¿Dónde la vamos a guardar? ¿Necesitamos que sea plegable? ¿Y para cargar las baterías?
  • ¿Qué gama de bicicleta me puedo permitir? Como en todo tenemos gama baja, media o alta.
  • ¿Qué precio puedo pagar?

En base a ello os proponemos algunos modelos para que podáis elegir y os sirvan de referencia.

Xiaomi Qicycle Electric Folding Bike

Xiaomi Qicycle Folding

Se trata de un modelo urbano y plegable de Xiaomi que solo se puede conseguir en China, pero que a través de las tiendas de venta online puede llegar a España. Su pequeño tamaño y su ligereza, 14,5 kg. la hacen perfecta para aquellos que quieran practicar la intermodalidad, es decir, plegar la bici y subirla al tren de cercanías, por ejemplo.

Su motor es de 250W y sus baterías fabricadas por Panasonic, un pack de 20x2.900mAh, nos permitirán una autonomía estimada de 45 km. Todo ello se puede controlar desde la aplicación de Xiaomi para el smartphone. Respecto a los componentes de la bici, tiene un cambio interno Nexus 3 de Shimano y luces delantera y trasera.

Actualmente es complicada de encontrar, ya que aparece fuera de stock en varias de las tiendas online, lo que ha encarecido algo su precio, ya que hasta hace poco se podía encontrar por algo más de 400 euros.

Precio: 786,06 euros

BH EASYGO RACE 2017

Bh Easygo

En este caso se trata de uno de los modelos de bicicleta eléctrica más asequibles. La BH EasyGo Race tiene un motor de alto rendimiento de 250 W situado en la rueda trasera que estéticamente queda muy bien integrado en el diseño. Algo que hace la bicicleta muy atractiva, algo a lo que contribuyen las ruedas de perfil alto.

La batería de 250 W fabricada por Samsung se sitúa bajo la tija del sillín en una pequeña estructura y es desmontable, lo que nos permite una autonomía de 50 Km. La ventaja que con lo pequeña que es la batería la podemos poner a cargar en cualquier momento y mejorar dicha autonomía.

Precio: 1.189,15 euros

Orbea KERAM ASPHALT 30

Orbea Keram 30

Este es un modelo de Orbea de gama media. Por su estética se presenta como una bicicleta urbana para largos recorridos, más que una de montaña al carecer de suspensiones. Dispone de un motor Bosch que se sitúa en el eje central. Su batería de 500 W se sitúa donde normalmente se ubica el bidón de agua, algo que incorporan muchos modelos de bicicletas eléctricas en sus diseños.

Precio: 1.999 euros

KYMCO Q-Lite

Kymco

Las bicicletas eléctricas de KYMCO son uno de los últimos modelos que han salido a la venta. Se trata de una bicicleta plegable y con una sola marcha, aunque existen modelos con marchas y urbanos similares con 10 marchas por 200 euros más. Se trata de una bicicleta urbana, con batería extraíble de 360W que ofrecen una automomía de unos 90 kilómetros.

El motor está en la rueda trasera y dispone de frenos de disco, ruedas de 20" y luces integradas.

Precio: 2.499 euros

Gocycle GS

Gocycle GS es otro modelo de bicicleta compacto que ya lleva unos cuantos años en el mercado, pero que por su calidad sigue siendo una de las mejores opciones. Lo primero que llama la atención es su estética cuidada y su ergonomía, perfecta para pedalear en una posición cómoda. La batería está camuflada dentro de su cuadro y nos ofrece una autonomía de unos 45 km. Todo se controla a través del móvil una app.

No se trata de una bici plegable, sino desmontable. Para ello incluye un innovador sistema de desmontaje de las ruedas para poder transportarla con facilidad. Esta quizás es su mayor pega. No es la mejor opción dejarla en la calle y su peso de 16,5 kg, aunque ligera se hace sentir. Más incómodo es tener que llevar las ruedas por una lado y el cuadro por otro. Dispone de un pequeño candando de cable integrado, pero que no será una garantía para que cuando volvamos esté en el mismo sitio donde la dejamos.

Precio: 2.799 euros

Bicicleta eléctrica VanMoof

Ya hace tiempo que está en el mercado pero sigue siendo uno de los modelos más atractivos para elegir en el ciclismo urbano. La bicicleta eléctrica de VanMoof cuenta con un motor de 250W y las baterías integradas en el cuadro. La autonomía es uno de sus grandes reclamos ya que nos permite recorridos de hasta 120 kilómetros. Aunque su motor permite velocidades de 32 km/h, las unidades que se distribuyen en la UE vendrán limitadas a 25 km/h.

La tecnología juega un papel importante, ya que dispone de un candado inteligente y GPS para tenerla siempre localizada y evitar su robo. Respecto a los componentes de bici, dispone de freno de disco, ruedas de 28". Como aspecto negativo no vienen con cambio, así que si vivimos en una ciudad con cuesta tocará echar mano del máximo nivel de asistencia al pedaleo cuando toque subir.

Precio: 2.998 euros

Merida 18 E NINETY NINE 500

Merida18 E Ninety

En este caso hablamos de una Merida, un fabricante tradicional de bicicletas que ante la demanda de eléctricas las ha incluido en su catálogo desde hace años.

Precio: 3.750 euros

Peugeot Powertube eM02 FS

Peugeot Em02

Si lo que estamos buscando es una bicicleta de montaña la Peugeot Powertube eM02 FS es una bicicleta de montaña de suspensión completa y eléctrica. Por su cuidado diseño puede pasar muy desapercibida, ya que el motor se incluye en el eje, algo más abultado de lo que sería una bicicleta normal.

Su batería de 500 W y motor son fabricados por Bosh. Se sitúan en el cuadro y quedan camuflados y a la vez cuidan del equilibrio de la bicicleta, algo muy importante para la maniobrabilidad de este tipo de bicicletas. Tanto las suspensiones como los cambios son de buena calidad, algo que no ayuda a que este tipo de modelos sean económicos, aunque la marca dispone de otros con un precio algo inferior.

Precio: 5.199 euros

Club Madrid Cabrio

 

 

 

Club Madrid Cabrio agrupa a propietarior de cabrios de Madrid y organizan encuentros y quedadas donde, siempre con buen ambiente, hacen actividades interesantes y divertidas

Los socios del club disfrutarán de un descuento en Bricar Motor cuando acudan a realizar sus reparaciones y mantenimientos

Si tienes un vehículo descapotable o targa y quieres conocer a más gente que tenga tu misma pasión y compartir experiencias juntos, este club es para ti.

Somos un club dedicado al mundo de los descapotables; da igual de que parte de España vengas ,la marca ,o el modelo de tu cabrio; serás bienvenid@ a nuestra gran familia.

Organizamos eventos periódicamente con diversas temáticas (Rutas de descapotables, Quedadas fotográficas, Asistencia a otras quedadas como club invitado, etc…), con el objetivo de disfrutar y vivir juntos la pasión por el mundo del motor (siempre dentro de los márgenes de seguridad y legalidad).

Puedes encontrarnos en las siguientes redes sociales, a las que te invitamos a unirte para estar al día de todos los eventos y novedades del club:

-Facebook: Club Madrid Cabrio

-Instagram: clubmadridcabrio

 

 

 

2018

Parece que el temporal de la crisis amaina, buenas noticias aunque estemos inmersos en otros problemas que no nos dejarán estar del todo tranquilos. Este 2017 que nos deja ha sido para Bricar Motor un año intenso, creciendo y consolidando, cometiendo algunos errores, pero aprendiendo de ellos,  superando obstáculos y, en general, podemos calificarlo como un buen, casi un gran, año.

Esperamos que el 2018 que ya empieza sea una continuación  y nos permita crecer empresarial y personalmente.

En cualquier caso, os deseamos un año pleno de salud y alegrías, que disfruteis de todo y con todo.

 

Un abrazo fuerte desde Bricar Motor

Cómo se rellena un parte de accidente para no pagar sin tener la culpa

Cómo se rellena un parte de accidente para no pagar sin tener la culpa

El parte permite describir con detalle cómo se ha producido un choque.

En este preciso momento (da igual qué hora sea, no importa en qué día estemos), dos conductores están rellenando un parte amistoso de accidente en España. Ante el más mínimo roce, la reacción más sensata es rescatar de la guantera la declaración amistosa. Así sucede en España alrededor de 3.700.000 veces al año, más de 10.200 al día, 7 por minuto.

Nadie está obligado a cumplir este trámite, pero el sentido común aconseja hacerlo. El presidente de Automovilistas Europeos Asociados, Mario Arnaldo, lo justifica: “Es lo más conveniente. La gran virtud del parte amistoso de accidente es que gracias a él las compañías aseguradoras implicadas van a tener la misma versión de los hechos, por lo que la resolución del caso será mucho más ágil”, señala Arnaldo. Y no tiene nada que ver con asumir responsabilidades. “Los automovilistas deben limitarse a describir fielmente los hechos. No debe haber una discusión sobre la culpabilidad porque  de esa valoración ya se encargarán las compañías”, añade Arnaldo.

Pero ¿tienes claro cómo debes hacerlo? Conviene dedicar un rato a rescatar de la guantera la declaración, leerla y tenerla más o menos controlada por si un día hace falta recurrir a ella. Merece la pena: según la empresa de gestión LeasePlan, uno de cada cuatro casos no se resuelven de manera amistosa por culpa de los errores cometidos cuando se rellena el parte.

Estos son los apartados de los que consta un parte de accidente, que aparecen duplicados porque hacen referencia al vehículo A y al vehículo B.

Fecha: Es necesario apuntar la fecha y la hora del siniestro.

Localización: Se recomienda indicar la ubicación con exactitud: bien sea en carretera (conviene indicar el punto kilométrico) o en ciudad (se debe concretar calle y número).

Víctimas: Debe quedar registrado si hay o no víctimas. Un punto redundante, ya que la declaración pierde validez cuando hay víctimas en el accidente.

Daños materiales: Dos preguntas que se contestan con un sí o un no. ¿Hay daños en otros vehículos no involucrados en el accidente? ¿Hay daños en objetos distintos al vehículo?

Testigos: Un apartado fundamental en la declaración. Resulta clave contar con testigos: aunque al principio todo parezca claro y no haya dudas, siempre pueden surgir mientras duran los trámites de resolución. Imprescindible anotar nombre, dirección y teléfono.

parte de accidente

Asegurado: Aquí deben constar los datos del tomador del seguro: nombre, apellidos, domicilio, código postal y país. La declaración pide indicar “Teléfono o email”, pero si se indican los dos, mejor.

Vehículo: Otro dato importantísimo que debe figurar en el parte: la matrícula. La marca y el modelo, también, pero son menos relevantes.

Aseguradora: Para agilizar el proceso son imprescindibles el nombre de la compañía y el número de póliza.

Conductor: Este apartado no tiene mucho misterio: aquí se piden los datos que aparecen en el permiso de conducir.

Punto de choque inicial: En este caso, basta con señalar con una flecha el lugar del impacto.

Daños: Sirve para hacer un breve resumen de los daños apreciados en el vehículo.

Además de lo anterior, la clave del parte se encuentra probablemente en la columna central, llamada Circunstancias. Aquí aparecen 17 situaciones que sirven para reflejar, “al menos el 80% de las circunstancias que rodean a un accidente”, en opinión de Mario Arnaldo.

‘Estaba estacionado/parado’, ‘Entraba a una plaza de sentido giratorio’, ‘Adelantaba’, ‘Giraba a la derecha’… Hay que poner especial cuidado en marcar las casillas correctas, ya que a partir de esa información (en función de lo que señalen los implicados) las compañías determinan la culpabilidad del siniestro. No se trata de usar algún truco para intentar engañar a la parte contraria, sino de ajustarse a la realidad sin que la parte contraria se aproveche de uno. Y como explican en la Asociación Empresarial del Seguro (Unespa), “si el suceso no se ciñe a ninguna de las alternativas descritas, es preferible no rellenarlo y dar la explicación oportuna en Observaciones y detallar como ha ocurrido el siniestro”.

Por último, y también fundamental, queda dibujar un croquis que refleje el accidente. Las aseguradoras no piden arte: basta con un esquema que sirva para entender un poco mejor cómo se ha producido el choque.

OTRAS CUESTIONES FUNDAMENTALES

Además de rellenar el parte (en letras mayúsculas y fácilmente legibles, y apretando con fuerza para que los datos de la hoja principal se calquen correctamente en la secundaria), conviene tomar fotos con el móvil que servirán como prueba. Una vez recogidos todos los datos, los trámites continúan: para evitar problemas, hay que remitir la documentación a la compañía aseguradora en un plazo máximo de siete días.

Si lo anterior resulta farragoso, existe una alternativa digital. La app iDEA (disponible para iOS y Android) permite utilizar el móvil para rellenar el parte y enviarlo directamente a las aseguradoras. Desde su puesta en marcha, hace ahora dos años y tras más de 66.000 descargas, se han presentado casi 10.400 partes telemáticos.

Existen tres casos, no obstante, en los que no se puede usar el parte de accidente: cuando hay daños personales, cuando no existe acuerdo entre los implicados o cuando hay más de dos coches involucrados. En tales circunstancias, lo mejor es recurrir a la Guardia Civil o, en su caso, a la policía local.