Que no te timen este verano con un coche alquilado

Que no te timen este verano con un coche alquilado, sé más listo que el comercial
Alquilar un coche en época estival es una práctica muy común. La Feneval (Federación Nacional Empresarial de Alquiler de Vehículos con y sin conductor) cifró en 230.000 el número de automóviles que las compañías del sector pusieron a disposición de sus clientes aquel verano de 2014.

Si vas a hacer un road trip, alquilar un coche es sin duda una opción ideal, sobre todo en determinadas zonas a las que no podrías acceder con el transporte público. Ten presente aquella famosa frase, basada en el poema de Kavafis ‘Viaje hacia Ítaca’: “el viaje no es el destino, sino el camino”.

Ser previsor y asegurarte la disponibilidad del vehículo es un buen punto de partida a la hora de alquilar un coche

Cuando alquilas un coche debes tener mucho cuidado con aquellas cosas que pueden hacer que la experiencia te salga por un ojo de la cara, desde aquello en lo que debes fijarte con atención en el momento de contratarlo, hasta aquello que asumes cuando lo aceptas. Por ello, te proponemos una serie de consejos a la hora de alquilar un coche para tener en cuenta y que te salga lo más barato posible; además de no caer en la trampa de algún avispado.

Reserva con suficiente antelación

España es el destino turístico por excelencia. ¿Quién no le ha gustado pasar unas vacaciones en Málaga, Cádiz, Cataluña o Valencia?

Si no sabes la fecha exacta en la que vas a salir, procura hacer un reserva que te permita la cancelación gratuita

El precio de los coches tiende a incrementarse a medida que se acercan las fechas clave de vacaciones. Una estación en la que todos nos movemos, vienen los turistas, la demanda sube, cada vez hay menos coches disponibles, los que quedan son caros y los precios, como te puedes imaginar, se ponen por las nubes.

Si tienes pensado pasar tus vacaciones en las Islas Baleares o Canarias, puedes encontrarte con que no haya coches disponibles.

Teniendo en cuenta todo lo que te comentamos, lo importante es que seas previsor para asegurarte la disponibilidad del coche y de paso, también puedas ahorrar mucho dinero.

Haz varias reservas al mismo tiempo

En el caso de que no puedas viajar con antelación y no tengas claro cuándo va a ser tu viaje, la mayoría de los operadores te permite hacer una reserva pagando un pequeño coste cancelable de manera gratuita. Por ello, si no sabes las fechas exactas, el modelo o el destino, lo mejor es que hagas varias reservas al mismo tiempo y cancelar las que no vayas a necesitar.

Y si al final decides no alquilar…

Cambia la fecha de reserva si en el último momento decides no alquilar, ya que modificar el día de reserva te sale gratis. Sin embargo, si has realizado una reserva prepagada con poca antelación pueden cobrarte hasta la totalidad del precio del alquiler.

Si la cancelación es con menos de 24 horas, modifica la reserva a una fecha posterior y luego, cancela la reserva. Antes de hacerlo asegúrate con cuánta antelación tu operador te permite cancelar una reserva gratuitamente.

Si no dispones de tarjeta de crédito incluye un conductor adicional

La mayoría de los operadores exige el pago del alquiler con tarjeta de crédito, aunque muchos aceptan tarjetas de débito. Si no dispones de tarjetas, puede ser que no puedas recoger el coche con la compañía de alquiler que has elegido.

Los conductores adicionales suelen contar con un suplemento en el precio del alquiler

Para salvarte de la citada circunstancia, incluye a tu pareja o a alguno de tus amigos con tarjeta de crédito, como conductor adicional o conductor principal. Mientras que vayan contigo a firmar el contrato de alquiler, el operador no pondrá inconveniente.

Puedes evitar el gasto del conductor adicional

Los conductores adicionales cuentan con un suplemento en el precio del alquiler porque algunos operadores tienen que pagar por el seguro del coche si hay más conductores. Si estás casado, en países como Francia o Inglaterra podrás evitar este desembolso adicional.

 

Pago con tarjeta

Evita conducir si eres menor de 25 años

Si viajas con un grupo de gente y se te ha ocurrido a ti conducir, pero cuentas con 24 años, debes saber que, en algunas compañías, los conductores menores de 25 años o con un permiso de conducción menor de cuatro años tienen recargo en el precio diario del alquiler por conductor joven.

Contrata un seguro a todo riesgo sin franquicia para que el bloqueo de tu tarjeta sea más bajo

El seguro es un factor importante a la hora de alquilar un coche, pues son muchos los riesgos que el conductor asume. Las pólizas incluidas por defecto son demasiado básicas con el objetivo de ofrecer un ‘precio gancho’ más atractivo.

Procura que el seguro a todo riesgo no lleve franquicia, así evitarás gastos adicionales ante cualquier siniestro que sea imposible identificar a un tercero causante de la acción

La mayoría de los operadores retendrá un importe de tu tarjeta de crédito para cubrir posibles desperfectos o gastos posteriores a la devolución, como pueden ser multas o limpiezas posteriores. Este importe retenido depende de la categoría del coche y del país, aunque puede llegar a ascender a miles de euros.

Por otra parte, este tipo de seguro te vendrá bien en ciudades que cuentan con una mayor siniestralidad como Madrid, Barcelona, Sevilla o Mallorca.

La mayoría de las compañías de alquiler ofrecen seguros a todo riesgo, pero es habitual que estas pólizas incluyan la franquicia. Esto implica, que ante cualquier siniestro con el vehículo en el que nos sea imposible identificar a un tercero culpable, será el usuario quien tenga que hacer frente a los gastos hasta el importe fijado en la franquicia de la póliza. Ten en cuenta que, algunas empresas analizadas por Acierto.com, ofrecen seguros a todos riesgo con franquicias que oscilan entre 600 y 1.000 euros.

En resumen, cuando contrates el seguro, fíjate bien que ponga sin franquicia, así te retendrán menos cantidad de dinero en tu tarjeta.

Elige un política de combustible lleno/lleno

Cada compañía tiene una política de combustible diferente. La más utilizada es la del lleno/lleno, donde te dan el depósito de combustible lleno y lo tienes que devolver lleno.

Otras opciones son:

  • Prepagado, donde pagas con antelación un depósito lleno y una tasa por repostaje.
  • Lleno/vacío, donde te dan el combustible lleno y lo tienes que devolver vacío. Pagas el depósito con antelación y una tasa, y no te devuelven lo que queda de gasolina.

También debes tener en cuenta que pagar al operador por el combustible suele ser más caro que hacerlo en la gasolinera.

Al escoger la política lleno/lleno no tendrás que pagar por adelantado el depósito de combustible ni la tasa de repostaje y podrás elegir la gasolinera más barata para repostar el vehículo.

Haz fotos del coche en el momento de la recogida

Hacer fotos en el momento de la recogida y entrega del vehículo, quedando constancia de los desperfectos, te evitará tener que pagarlos

Tener un problema con un vehículo desconocido es más sencillo de lo que piensas por muy buen conductor que seas.

No hablamos solo de accidentes sino de cualquier ‘chinazo’ en la luna, un golpe en un retrovisor, un ligero roce en el neumático o roces en la chapa. Todos estos pequeños desperfectos se cargarán en tu cuenta. Y si ya se encontraban en el coche, pero el operador no tenía constancia, se cargarán en tu cuenta.

Para evitar esta situación es fundamental que revises exhaustivamente el coche en el momento de la recogida y hagas fotos de todos los desperfectos asegurándote que el operario que te hace entrega del mismo, deje constancia de los mismos en la documentación del alquiler.

Haz fotos también en su devolución

Tras la entrega del vehículo un operario vigilará su estado y cualquier desperfecto que no haya quedado anotado en la recogida del mismo se cargará en tu cuenta. Aunque siempre puede haber confusiones o cargos que no son tuyos, el más común es el de la limpieza especial, si al parecer tu coche se encuentra muy sucio.

Devuelve el coche con el tiempo necesario para llevar a cabo una profunda revisión junto al operario. No te olvides de hacer fotos en el momento de la devolución y asegúrate que el estado quede registrado correctamente en la documentación del alquiler.

Cuidado con los cargos posteriores

Ten claro cuáles son tus preferencias, así evitarás gastos extra en el momento del alquiler

Después de la devolución, los operadores pueden retener tu depósito o incluso hacerte cargos posteriores a lo largo de varias semanas. Los recargos más frecuentes suelen ser infracciones, multas de aparcamiento o zona azul, pago de peajes en autopistas o limpiezas especiales. Muchos de estos se hacen sin enviarte prueba documental que demuestra tu responsabilidad ante tales infracciones.

Para evitar los citados cargos posteriores en tu tarjeta de crédito, pide una prueba documental de todos los cargos que te atribuyan y reclama los que no estás de acuerdo.

Ten claro los requisitos a contratar

El personal de los rent a cars cobra comisiones en conceptos de contrataciones extras, ya sea en los seguros o por el alquiler de un coche de categoría superior. Muchas veces porque tardan 20 minutos en explicarte sus ventajas, hayas tenido que hacer una larga cola o estés cansado del viaje, lo más fácil es que digas que sí.

Pago contrato

No dejes que te líen si has comparado todos los precios de vehículos disponibles, seguro, combustible y extras. Mantente firme en tu reserva como lo habías planeado, sólo así evitarás cargos innecesarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *