¿Sabes cómo funciona un tubo de escape?

Conocer el funcionamiento del tubo de escape te puede ayudar a sacar el máximo rendimiento en su mantenimiento o reparación, por eso hoy queremos hablarte de cómo funciona esta pieza del vehículo.

tubo_de_escape.jpg

Antes de nada… ¿Qué es un tubo de escape?

Es un elemento del coche que evacúa los gases de combustión o gases de escape, desde el silenciador al medio ambiente. Esto se produce una vez que ya han realizado su trabajo en el motor por la combustión producida. El tubo de escape pertenece al sistema del mismo nombre en los motores de combustión interna, y se utiliza para silenciar el motor, de ahí que también se le denomine silencioso, consiguiendo así acelerar suave y rápido. El sistema de escape se encarga de llevar a cabo determinadas funciones para que el vehículo funcione de forma correcta:

  • Evacuar del motor los gases generados en la combustión.
  • Disminuir el ruido generado por el motor.
  • Controlar la contaminación provocada por la quema de combustible.

Componentes que hacen que funcione el sistema de escape

  • Colector de escape: Recoge gases quemados en la cámara de combustión y los dirige desde el bloque motor hacia el exterior. Son tubos que trabajan a altas temperaturas y si se produce un desajuste o un picado provoca una fuga que hará que los gases del escape se liberen dentro del habitáculo del motor pasando hacia el interior del vehículo.
  • Silenciador: Como su propio nombre indica, su función es la de reducir el ruido provocado por el gas de escape. Tiende a oxidarse debido a que en trayectos cortos no alcanza temperatura y se llena de agua, por ello cuando se arranca el coche en frío en la salida del tubo de escape se observa que expulsa agua.
  • Catalizador: Uno de los elementos clave en la lucha contra la reducción de la contaminación. Su función es la de transformar sustancias nocivas en elementos no tóxicos. Funciona a alta temperatura, por ello se sitúa cerca del motor.
  • Sonda Lambda: Mide la concentración de oxígeno presente en el gas de escape. Los datos recopilados son enviados a la centralita del vehículo que variará la gestión de la inyección del combustible al motor para que la mezcla de aire y combustible sea óptima. Si se produce una avería en una sonda lambda o las mediciones no son correctas se considera una falta grave al pasar la ITV.
  • Filtro de partículas: Es un elemento que se monta en los vehículos con motor diésel que permite eliminar partículas contaminantes de los gases de escape.

Desgaste del tubo de escape

Existen varios síntomas para detectar un deterioro en el sistema de escape:

  • Vibraciones: El escape está sujeto al vehículo mediante unas gomas. Cuando escuchemos vibraciones o golpes que vengan del escape es posible que sea por el deterioro de esa goma.
  • Sonido grave: Indica una fisura en alguno de los tramos del escape.
  • Sonidos en el escape: Suele ser debido a que uno de los elementos de la línea de escape se ha roto.
  • Pérdida de potencia: Indica que el catalizador está fallando, debido generalmente a un bloqueo.

Cuando un tubo de escape tiene una avería sus efectos son muy graves. En primer lugar porque produce una mayor contaminación ambiental, y en segundo porque se puede producir un desprendimiento de alguno de sus elementos pudiendo causar un accidente. Además aumentará el consumo de combustible y se producirá una disminución del rendimiento del vehículo.

¿Has sacado información útil sobre cómo funciona un tubo de escape y cómo podemos saber que tenemos que revisarlo para encontrar averías?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *