Tesla Model 3 contra sus competidores. ¿Hasta qué punto revolucionará el mercado?

Hemos dado la vuelta a la esquina detrás de la que se escondía el Tesla Model 3 y como el que no quiere la cosa nos encontramos con los datos finales (y no todos) mientras que las primeras unidades del que será el vehículo eléctrico llamado a sentar las bases de futuro de la automoción son entregadas en pequeños lotes (de momento).

Las 500.000 unidades que Tesla planea poner en circulación en un plazo corto de tiempo van a sacudir con mucha fuerza y hasta los cimientos el mercado de los automóviles. Hasta ahora el panorama de coches eléctricos de gama media vivía una relativa tranquilidad que ahora, de pronto, se ha acabado.

Tesla Model 3: la revolución eléctrica

Tesla Model 3

En el momento de su llegada al mercado lo hará con dos versiones diferentes. La primera es la versión Standard, la versión que previsiblemente será la más popular con un precio de partida de 35.000 dólares, una autonomía de 354 km, aceleración de 5,6 segundos en el 0-100 km/h y velocidad máxima de 210 km/h.

Los datos más prometedores son los ofrecidos por la variante más capaz, la Long Range. A un precio de 44.000 dólares (9.000 más que la Standard), Tesla nos ofrece un eléctrico que se beneficia de su mejor tecnología para alcanzar 499 km de autonomía teórica, 225 km/h de velocidad punta y 5,1 segundos de 0 a 100 km/h.

Por dimensiones y equipamiento, el Tesla Model 3 se mete a luchar en una guerra hasta ahora impropia para los eléctricos (al menos sobre el papel)

Lejos de quedarse en ser un vehículo eléctrico más de dimensiones contenidas, austero y con lo justo para ir dos personas, el Tesla Model 3 se posiciona como una berlina más grande de lo que podríamos esperar, metiéndose de lleno en el segmento C y colocándose a rebufo de coches tan representativos de la industria tradicional como el Audi A4: 4.726 mm de longitud del alemán por 4.694 mm del eléctrico americano, unos pocos centímetros más corto, pero ligeramente más ancho, más alto y con mayor distancia ente ejes.

Por sus cotas exteriores, el Model 3 se coloca como un coche más grande en todos los aspectos que pesos pesados de la industria como un BMW Serie 3 (4.636 mm) y, por consiguiente, mucho más generoso que el resto de eléctricos, a excepción del Model S. Sólo el casi extinto y carísimo Chevrolet Volt sería capaz de acercarse con 4.582 mm, pero aun así queda lejos. En base a esto, ya se rumorea que BMW está trabajando en un Serie 3 eléctrico para luchar contra lo último de Tesla.

Tesla Model 3

Si a estas prometedoras dimensiones le sumamos la promesa de Tesla sobre que su coche más pequeño tendrá una habitabilidad superior a la de cualquier otro coche de dimensiones similares nos encontraremos ante un habitáculo sencillo (sencillísimo en realidad, presidido por una enorme pantalla táctil de 15 pulgadas y poco más) pero muy espacioso, apto ya no sólo para desplazamientos cotidianos urbanos sino también pensado para disfrutar con la familia en desplazamientos medios.

Dimensiones del Tesla Model 3 frente al mercado, milímetro a milímetro

Modelo Longitud Anchura Altura Batalla
Tesla Model S 4.978 1.963 1.435 2.959
Honda Accord 4.890 1.849 1.466 2.777
Mazda 6 4.864 1.838 1.450 2.829
Audi A4 4.726 1.842 1.427 2.819
Tesla Model 3 4.694 1.849 1.442 2.875
Mercedes C 300 4.686 1.811 1.443 2.840
BMW Serie 4 Gran Coupé 4.641 1.826 1.389 2.809
BMW Serie 3 4.636 1.811 1.430 2.809
Honda Civic sedán 4.630 1.798 1.415 2.700
Subaru Impreza 4.625 1.775 1.455 2.670
Chevrolet Volt 4.582 1.808 1.433 2.695
Mazda 3 4p 4.580 1.796 1.455 2.700
Nissan Leaf 4.445 1.770 1.549 2.700
Ford Focus Electric 4.359 2.060 1.466 2.649
Mercedes-Benz Clase B ED 4.270 1.777 1.400
Volkswagen e-Golf 4.270 1.799 1.482
Chevrolet Bolt / Opel Ampera-e 4.166 1.765 1.595 2.601
KIA Soul EV 4.140 1.801 1.610 2.571
Hyundai Ioniq 4.084 1.730 1.562 2.588
Renault ZOE 4.084 1.730 1.562 2.588
BMW i3 3.999 1.775 1.578 2.570
En verde, modelos eléctricos

El Model 3 contra todos los eléctricos: fight!

Tesla Model 3 13

En cuanto al aún incipiente mercado de los coches eléctricos, el Tesla Model 3 va a suponer un nuevo revulsivo. Centrados hasta ahora en desplazamientos cortos dentro de ciudad, el coche de Musk rompe con algunos de los esquemas establecidos al posicionarse como el coche eléctrico no de lujo con mejor autonomía teórica, tanto en versión Standard (354 km) como en Long Range (499 km).

El otro coche eléctrico mejor posicionado en cuanto a autonomía es precisamente el mayor aspirante a rivalizar con el Model 3: el Opel Ampera-e o Chevrolet Bolt. Con 204 CV de potencia máxima para un peso nada discreto de 1.625 kg, el Bolt se postula como una alternativa en cuanto a habitabilidad y el segundo con mejores aptitudes eléctricas gracias a una autonomía de 320 km (383 km según ciclo EPA).

Model 3

Pese a que se están entregando ya las primeras unidades aún hay datos que no conocemos sobre el Model 3, y no por ello resulta menos atractivo como confirman sus más de 400.000 reservas

Dentro del oscurantismo diluido con cuentagotas de Tesla, hay datos como la potencia que aún no conocemos, pero con una aceleración mínima de 5,7 segundos en el 0-100 km/h nos podemos esperar un coche que supere fácilmente la barrera de los 200 CV para un peso que debería quedarse por encima de los 1.600 kg.

Otra incógnita será su precio final para el mercado español. De momento Tesla se está centrando en proveer las primeras unidades a sus legítimos dueños en Estados Unidos y con preferencia para las versiones Long Range entregadas a partir del 28 de junio. El coste del Model 3 para el mercado estadounidense parte de los 35.000 dólares.

Tesla Model 3

Como el del otro lado del charco es el único precio del que disponemos, tendremos que compararlo con los precios aproximados de la competencia en América y el resultado es, como poco, impactante.

  • Volkswagen e-Golf: 29.815 dólares
  • Ford Focus Electric: 29.995 dólares
  • Nissan Leaf: 31.565 dólares
  • Chevrolet Bolt: 37.495 dólares
  • Mercedes-Benz Clase B ED: 40.825 dólares
  • BMW i3: 43.395 dólares

Sin discriminar entre las diferentes modalidades de régimen de las baterías, el Tesla Model 3 (sin extras) va a hacer mucho daño a su competencia directa con un precio que se coloca en el punto medio de sus rivales más directos. Ciertamente no llegará al refinamiento de por ejemplo los Mercedes-Benz o los BMW, pero el Chevrolet Bolt, aunque ha sido el primero en llegar al mercado con unas capacidades similares, parece que las va a pasar canutas.

Elon Musk
Modelo Potencia (CV) Autonomía (km – EPA) Peso (kg) Precio
Tesla Model 3 354 – 499 Desde 35.000 dólares
Chevrolet Bolt 204 383 1.625 33.000 euros (Por confirmar)
Volkswagen e-Golf 136 201 1.615 38.020 euros
Hyundai Ioniq 120 200 1.420 34.600 euros
KIA Soul EV 109 150 1.513 23.986 euros
Renault ZOE 88 – 92 150 – 300 1.428 Desde 19.375 – 29.225 euros
Mercedes-Benz Clase B ED 177 140 1.750 43.425 euros
BMW i3 170 183 1195 Desde 35.500 euros
Ford Focus Electric 125 122 1.311 39.000 euros
Gigafactoria

Además, a las capacidades básicas del Model 3 y que le dejarían de serie como uno de los coches de referencia en cuanto a nivel de tecnología equipada sin sobrecoste: conexión Wi-Fi y LTE, navegador, entrada sin llave, control remoto para la climatización, controles por voz, Bluetooth, ocho cámaras, radar y doce sensores de ultrasonidos, frenada automática de emergencia, ocho airbags, control de estabilidad, alarma, sensor de presión de neumáticos, iluminación completa LED…

A este equipamiento de serie habría que añadir una extensa gama de extras previo pago. El más interesante de todos ellos (y que ninguno de sus rivales puede equipar ni en opción) es el Autopilot, el sistema de conducción inteligente que se ofrecerá en dos fases: 5.000 euros para la versión semiautónoma y otros 3.000 más por la autónoma.

Tesla Model 3

En pocas palabras, el Tesla Model 3 no se postula sólo como un eléctrico más, sino también como un eléctrico capaz de acercarse a las capacidades de un coche de combustión, con un equipamiento premium (de serie o en opción) y a un precio muy razonable en vista de todo lo que ofrece.

Seguirá siendo más caro que un coche con motor alimentado por carburantes fósiles, pero la brecha económica entre ellos se está reduciendo notablemente. A cambio, su oferta pone sobre la mesa un equipamiento a años luz de los competidores eléctricos por un precio muy similar en términos absolutos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *