Legislación

Por qué los coches nuevos ya no llevan rueda de repuesto

Las estadísticas avalan el cambio y la tecnología ofrece alternativas, pero no todas resultan eficaces. Una guía con las posibilidades actuales, sus pros y contras.

Por qué los coches nuevos ya no llevan rueda de repuesto

Los modelos que ofrecen una rueda de repuesto igual que las otras cuatro son minoría.

La rueda de repuesto completa, igual que las otras cuatro, es la única solución que permite seguir circulando sin restricciones tras sufrir un pinchazo. Pero, a pesar de la evidencia, está desapareciendo de los coches. Los fabricantes, tanto de automóviles como de neumáticos, argumentan que los pinchazos han caído hasta cifras increíbles, uno cada 10 años, casi la vida útil del vehículo, y que existen soluciones alternativas más compactas, ligeras y económicas. Pero conductores y clubes del automóvil tienden a discrepar, porque todas las opciones presentan inconvenientes importantes que no siempre compensan las ventajas

Menos peso, más espacio

Las ruedas de los coches (neumático y llanta) son cada vez más grandes, y también es cierto que integrar una quinta rueda resulta cada vez más difícil y provoca un aumento de peso y pérdida de capacidad de carga considerables. “Cada vez hay menos automóviles con rueda de recambio completa por cuestiones de espacio y coste, y en modelos deportivos o de gama alta, porque llevan medidas de neumáticos diferentes en cada eje”, señalan desde Michelin.

La rueda de recambio puede pesar de 20 a 40 kilos (según su tamaño) y se dan casos de marcas que, al suprimirla, han logrado bajar uno o dos gramos sus emisiones de CO2. Y así, su modelo quedaba dentro del límite de 120 g/km y no tenía que pagar impuesto de matriculación, un aspecto que ahorra dinero al comprador. En el escalón impositivo anterior, que va de los 120 a los 160 gramos, se paga un 4,75% del precio del automóvil.

El maletero, por su parte, puede ganar hasta 80 litros al eliminar la quinta rueda, el gato y las estructuras de espuma que suelen rodear el neumático y la llanta de recambio. Entrará más equipaje, o componentes mecánicos adicionales, como los tanques de gas (en los modelos de GLP o GNC, gas liquado y natural, respectivamente) y los diésel modernos, que integran depósitos extra con una solución acuosa de urea (AdBlue) para reducir al mínimo los óxidos de nitrógeno (NOx).

El ahorro de costes, en cambio, suele omitirse de las comunicaciones. Y no es despreciable, porque una rueda de recambio de emergencia “tiene un precio en la calle de entre 80 y 120 euros”, concretan desde Continental. Al trasladar la cifra a una rueda completa, igual que las otras cuatro, el coste podría subir otro 50%, engordando todavía más la reducción de costes final.

Los coches de última generación incluyen cada vez más equipamientos y tecnologías, desde pantallas táctiles y acceso a Internet hasta sistemas de seguridad, pero también han perdido elementos habituales en modelos más veteranos, como los indicadores de temperatura del agua en la instrumentación, los asideros del techo para los ocupantes y la regulación en altura de los cinturones de seguridad, por ejemplo, que se están sumando a la rueda de repuesto.

ACERAS, ZONAS DE RIESGO
Las estadísticas españolas contradicen a las de los fabricantes. Al menos las del RACE, que en su Barómetro de Averías de 2017 refleja que de las 900.000 asistencias prestadas en carretera en territorio nacional, casi 80.000, en torno al 9%, tuvieron su origen en incidencias con los neumáticos. Y además la cifra crece, porque es un 5,6% superior a la de 2016.

Si el percance se produce en una ciudad grande, la cobertura de los seguros o la disponibilidad de repuestos en talleres debería permitir solucionar la incidencia con relativa facilidad y, de media, en una o dos horas. Sin embargo, si se pincha en carretera, la situación podría ser más complicada y, por sus limitaciones de velocidad o distancia, las alternativas a la rueda de repuesto tradicional no terminan de resultar del todo satisfactorias, al igual que el tiempo de respuesta de las asistencias. Y si el modelo equipa además neumáticos muy grandes (SUV,deportivos, berlinas potentes) o de medida poco habitual, como sucede en algunos modelos eléctricos, el repuesto podría tardar días en llegar.

Se dan casos, también cada vez más habituales, en los que el diseño del piso del maletero es plano, y no recoge ya un hueco para ningún tipo de rueda, ya sea completa o de emergencia. Y otros en los que el hueco es pequeño (está dirigido a la de emergencia) y, al tratar de meter la rueda pinchada, más grande, no cabe.

Los neumáticos de los coches, aparte de ser cada vez mayores, tienden a tener también menos flanco o altura del lateral. Y esta característica los hace más vulnerables con los bordillos de las aceras: se pueden pinchar incluso en una maniobra de aparcamiento. Por tanto, conviene extremar las precauciones, al igual que cuando se transita cerca de zonas de obras o cuando llueve, porque el agua provoca un efecto lubricante y un clavo, por ejemplo, podría penetrar en el caucho con mayor facilidad que con tiempo seco.

La ley, en entredicho

Desde el pasado 2014, la Unión Europea obliga a que todos los automóviles nuevos que vayan a comercializarse en territorio comunitario incluyan de serie sensor de presión de ruedas (suele denominarse TMPS), que alerta al conductor cuando uno o varios neumáticos registran pérdidas de aire. Y en su mayoría, las normativas de cada país también señalan la obligación de llevar algún tipo de solución para reparar pinchazos, aunque vale con la opción más simple y menos efectiva, los kits de reparación.

La respuesta a la problemática de los pinchazos podría estar en la innovación tecnológica. Y es que los fabricantes de neumáticos ensayan prototipos de ruedas sin aire y compuestos especiales con propiedades casi mágicas, como gomas que pueden cambiar de forma y, entre otras cosas, cerrar el orificio que haya causado el pinchazo. El futuro proveerá.

LAS ALTERNATIVAS A LA QUINTA RUEDA

KIT REPARAPINCHAZOS // Una espuma para taponar agujeros
Es la solución más extendida, pero también la menos eficaz. Los kits de reparación de pinchazos constan de una espuma que sirve para taponar el agujero de la cubierta y un compresor (se conecta a las tomas de 12 voltios) para volver a inflar el neumático. En algunos modelos la espuma viene dentro del compresor.

Esta opción libera mucho espacio en el maletero y sale económica (desde unos 35 euros). Aunque también tiene sus pegas, porque el arreglo es temporal y, tras el trayecto, la rueda deberá ser sustituida o reparada después en un taller especializado. Además, la espuma solo puede sellar orificios pequeños (cinco o seis milímetros como máximo) en la banda de rodadura. Si el daño es mayor o afecta al lateral del neumático, no sirve.

NEUMÁTICOS REFORZADOS // Pueden rodar sin aire durante 80 kilómetros
La tecnología de los vehículos blindados aplicada a los coches de calle. Estas ruedas permiten seguir circulando con uno o varios neumáticos pinchados durante 80 kilómetros a un máximo de 80 km/h, aunque algunos modelos amplían la distancia hasta 150. Y permiten prescindir de cualquier repuesto. La clave está en su estructura reforzada: la goma no se sale de la llanta porque los flancos tienen un anclaje especial y en el interior hay un bloque de goma que es el que soporta el peso del coche cuando se pierde al aire. Pero después hay que reemplazar la cubierta y puede resultar difícil encontrar recambio. Asimismo, son en torno a un 20% más caras y tampoco se puede montar una goma normal, porque la llanta es específica.

RUEDA DE EMERGENCIA // Más pequeña, pero sin limitación de distancia
La hermana pequeña de la rueda de recambio tradicional. Funciona igual y exige montaje, aunque una vez instalada no presenta limitaciones de distancia. Por su diseño más estrecho y cuestiones de seguridad, eso sí, la velocidad máxima de circulación se limita a 80 km/h. Resta poco espacio de carga y tiene un precio medio de unos 80 euros, aunque también presenta sus contras, porque no siempre tiene la misma altura que las ruedas originales y puede suceder que al montarla el coche circule ligeramente inclinado. Aun así, resulta más recomendable que los dos sistemas anteriores, porque no requiere revisión posterior y permitirá llegar al destino.

CUBIERTAS AUTOSELLANTES // El pinchazo se repara solo sin tener que detenerse
Los neumáticos integran una espuma como la de los kits que, en caso de pinchazo, se esparce automáticamente para taponar el orificio. El conductor no tiene que detener el vehículo, ni probablemente note nada. Los aspectos mejorables son los mismos que en los kits: la espuma sella daños pequeños en la banda de rodadura, pero no de mayor tamaño ni en el lateral, y el neumático requiere revisión posterior en un taller, aunque se puede seguir el camino. En el peor de los supuestos, que haya que cambiarlo y que no se encuentre repuesto, se podría poner cualquier cubierta, porque el anclaje a la llanta es normal. Hay modelos que incluyen una rueda de recambio con las mismas características.

GUÍA PRÁCTICA

Modelos que llevan de serie rueda de repuesto completa: 11 marcas y 28 modelos. Cada vez son menos los automóviles que vienen de serie con una rueda de recambio completa, del mismo tamaño que las otras cuatro. Pero todavía quedan algunos en el catálogo actual. Ofrecemos una lista con la oferta disponible en España. También existen algunos casos en los que el fabricante entrega la quinta rueda sin coste o la cobra (desde 100 euros). Conviene comprobarlo antes en el concesionario.
Citroën: C1 (acabados Furio y City Edition), C4, SpaceTourer.
Jeep: Wrangler, Renegade Trailhawk, Compass Trailhawk, Grand Cherokee.
Kia: Sorento.
Mercedes: Clase G.
Nissan: Navara.
Peugeot: 108, 208 (solo motores gasolina), 2008 (solo motores gasolina), 508.
Renault: Clio (acabado Business), Mégane (en acabado Business).
Seat: Toledo.
Skoda: Octavia, Kodiaq (se puede pedir sin coste), Superb, Rapid, Spaceback.
Toyota: Rav4 (acabado Business diésel), Land Cruiser, Hilux, Proace.
Volkswagen: Golf, Passat

La gran barrera que los discapacitados han conquistado para el coche moderno

La gran barrera que los discapacitados han conquistado para el coche moderno

Uno de los grandes retos en el avance de la tecnología del automóvil es lograr la adaptación de vehículos para discapacitados. En las últimas décadas muchas han sido las mejoras para adaptar un vehículo a las necesidades de personas con discapacidad. Al fin y al cabo, de lo que se trata es de eliminar las barreras que le permitan desarrollar las funciones básicas en su actividad diaria, pues el mero hecho de estar impedido no es óbice para disfrutar del placer de conducir.

Gracias a las adaptaciones de vehículos, las personas que sufren algún tipo de discapacidad física disfrutan de la autonomía que proporciona la conducción del automóvil. Incluso aquellos que tienen algunas discapacidades muy severas ya no se ven privados de esta posibilidad, ya que existen tantas y tan variadas maneras de adaptar un vehículo, que se hace difícil no encontrar una solución. No obstante, el problema suele venir a la hora de lograr la ayuda económica suficiente que les ayude a poder viajar en su propio vehículo y llevar una vida independiente y autónoma.

A todo esto hay que sumar el momento de sacarse el correspondiente carné de conducir en autoescuelas preparadas para la formación de estas personas.

Diferentes maneras de adaptar un vehículo

Según datos de la DGT, de los 27 millones de conductores que existen en España, alrededor de 57.000 llevan algún tipo de adaptación en el vehículo por problemas en su actividad motora. Suelen ser conductores que padecen algún problema del aparato locomotor, normalmente a nivel de sus extremidades, por lo que no pueden hacer un uso normal de los mecanismos para la conducción de los que viene dotado un automóvil fabricado en serie. Por este motivo, dichos conductores tienen que hacer algún tipo de adaptación a su vehículo para poder circular.

Actualmente casi todos los fabricantes pueden adaptar sus coches a los conductores con discapacidad

Existen diferentes forman de adaptar un vehículo a las necesidades de las personas con discapacidad, pues de ello también depende la cuantía del desembolso económico que esto supone. Se puede adaptar un coche de manera electrónica o mecánica, aunque la primera suele ser más cara y funcional. En el caso de la segunda, el sistema se lleva a cabo a través de poleas, que a su vez se encargan de presionar el pedal del acelerador o del freno. Todo depende de nuestras preferencias, gustos y necesidades.

Discapacitado

Sea cual sea nuestra decisión, actualmente casi todos los fabricantes pueden adaptar sus coches a los conductores con discapacidad. Una vez elegido el vehículo, se pueden encargar las propias modificaciones en el concesionario, que se pondrá en contacto con la empresa pertinente, quien realizará la modificación del vehículo junto con las correspondientes homologaciones, al tiempo que pasará la ITV.

Las adaptaciones más comunes se encuentran en los pedales, las modificaciones en las puertas para facilitar el acceso y la salida del coche, así como algunos complementos adaptados.

Mandos al volante que sustituyen a los pedales

Los pedales son la mayor preocupación para aquellas personas con discapacidad en las piernas. La adaptación más común es colocar estos mandos delante o detrás del volante para que puedan ser accionados manualmente. También existe la posibilidad de sumar los pedales de acelerador, freno y embrague en una sola palanca.

Para facilitar la entrada y salida del vehículo se encuentran asientos capaces de girar en un ángulo de 90 grados para cualquiera de las plazas delanteras. Incluso existen puertas correderas y asientos que salen directamente del vehículo, además de rampas para sillas de ruedas que salen de la parte trasera del automóvil.

En cuanto a los complementos, podemos encontrar en el mercado mandos cambiados de ubicación, como es el caso de la palanca de activación del parabrisas en el lado izquierdo en lugar del derecho o de la activación de los intermitentes a la derecha.

Todos los accesorios deben encontrarse homologados y montarse en talleres que aporten las correspondientes garantías de homologación

También existen otro tipo de complementos que actúan como accesorios que facilitan la visibilidad para aquellos que la necesiten, caso de los espejos retrovisores interiores o exteriores de diferentes tamaños a los habituales.

Cualquiera de los citados accesorios deben estar homologados y montarse en talleres que aportan las correspondientes garantías de homologación para que puedan circular sin mayores problemas.

Todas estas adaptaciones de los coches para discapacitados van en función de la movilidad que tenga la persona en cuestión.

Dificultades en la obtención del permiso de conducir

A pesar de las correspondientes adaptaciones en los vehículos, sólo el 17 % de las personas con discapacidad que obtuvieron el carné de conducir no dispusieron de un vehículo adaptado. Por ello es importante conocer la realidad que viven las personas con discapacidad en España respecto a la conducción y analizar las dificultades a las que tienen que enfrentarse, no solo a la hora de conducir, sino también para acceder a los correspondientes permisos.

El estudio “Discapacidad y acceso al permiso de conducir”, elaborado por Fesvial (Fundación Española para la Seguridad Vial), junto a la Fundación CNAE, en colaboración con la Fundación ONCE, pone de manifiesto las dificultades a las que se enfrentan los discapacitados a la hora de obtener el permiso de conducir, puesto que pocas autoescuelas en España disponen de los recursos necesarios para llevar a cabo una formación óptima para este sector de la población.

Desde FESVIAL se solicita que las administraciones públicas ayuden a las autoescuelas a incluir estos recursos, puesto que menos del uno por ciento de las autoescuelas españolas están preparadas para la formación de personas con discapacidad.

#RompeTusBarreras

#RompeTusBarreras, el reto físico y mental de Toyota

Para tratar de concienciar de la necesaria inversión en seguridad vial y de sensibilizar sobre las dificultades que padecen las personas con discapacidad, Toyota España y la Fundación A Víctimas de Tráfico unen sus fuerzas en #RompeTusBarreras, un reto deportivo único. Dicha competición celebrada en septiembre se dividió en dos fases, un trail de alta montaña que recorrió la Tierra de Pinares, comarca natural entre el sur de la provincia de Valladolid y el norte de la provincia de Segovia, y la Sierra de Madrid, y una última milla en Madrid.

A lo largo de tres días, diez equipos, con cuatro integrantes cada uno, se enfrentó a un trail de alta montaña por relevos. Para lograr superar el reto, los participantes debían recorrer la distancia que separa Valladolid de Madrid, con tres etapas muy técnicas que supusieron un reto para su resistencia física y mental.

Entre los participantes se encontraban personas con y sin discapacidad, incluso deportistas paralímpicos del más alto nivel porque lo importante en este reto es la competición en equipo, la colaboración y romper cualquier barrera juntos para llegar a la meta juntos, demostrando que todo es posible.

Bajo el hashtag #RompeTusBarreras, daba la posibilidad a todo el mundo de participar de manera virtual en este evento, mostrar su historia de superación o animar a los deportistas que se atreviesen a formar parte en esta aventura. Al final, ningún obstáculo es lo suficientemente grande para luchar por lo que se quiere.

La DGT sube las tasas administrativas: estos son los nuevos precios

 

Para hacer trámites con organismos del Estado hay que pagar una cantidad determinada en concepto de tasas administrativas. Con Tráfico no iba a ser menos: hay que pagar por solicitar duplicados del carnet de conducir o por cambiar la titularidad de un vehículo.

Este año 2017, la DGT decidió aumentar el precio de dichas tasas, que te mostramos actualizadas para que no te lleves sorpresas si has de acudir a hacer algún trámite a Tráfico, además de quienes están exentos de tales pagos.

Trámites relacionados con el permiso de circulación

  • Expedición de permisos de circulación (matriculación de vehículos, excepto ciclomotores): 96,80 euros
  • Expedición de licencias de circulación de ciclomotores y cambios de titularidad: 27,00 euros
  • Permisos y Autorizaciones temporales (traslados, pruebas…): 20,00 euros
  • Cambios de titularidad de los permisos de circulación (transferencias): 54,00 euros
  • Autorizaciones especiales de circulación y sus modificaciones: 128,80 euros

Trámites relacionados con el permiso de conducción

  • Pruebas para obtener el permiso: 91,20 euros
  • Prórroga de vigencia de los permisos de conducción: 23,80 euros
  • Obtención de licencias de conducción: 43,20 euros
  • Obtención de permisos o licencias de conducción por haber perdido los puntos o por canje, cuando éste no requiera la realización de pruebas prácticas de conducción. Expedición del permiso A tras la superación de la formación exigida sin examen: 28,00 euros

Otras tasas:

  • Anotaciones en los expedientes, suministro de datos, certificaciones, cotejos o copias auténticas: 8,40 euros
  • Duplicados de permisos y licencias de conducción por extravío o deterioro: 20,20 euros
  • Otras autorizaciones otorgadas por la DGT: 10,20 euros
  • Anotación del resultado de la ITV: 4,00 euros
  • Escolta, control y regulación de la circulación de vehículos (esto se cobra por hora y agente): 32,60 euros

¿Por dónde se pueden pagar las tasas?

  • Por Internet, accediendo al pago electrónico de tasas de Tráfico con certificado digital o mediante DNI electrónico. Podrás pagar con tarjeta de débito o crédito o con cargo en cuenta bancaria.
  • Presencialmente, en cualquier oficina de Tráfico. Hay que pedir cita previa por Internet o llamando al 060 y pagar con tarjeta de débito o crédito.
  • Presencialmente, en cualquier entidad financiera adherida al pago de este tipo de tasas, en efectivo o con cargo en cuenta bancaria tras rellenar el formulario de autoliquidación según el modelo 791 (puedes conseguirlo en la Jefatura de Tráfico o por Internet).

¿Quién está exento de pagar las tasas de Tráfico?

No todo el mundo ha de pagar estas tasas. Existen exenciones a ciertos colectivos y personas, como los mayores de 70 años que soliciten la prórroga de la vigencia del permiso u otra autorización para conducir.

También se libran del pago de las tasas de Tráfico quienes soliciten la baja definitiva de un vehículo por entrega en un establecimiento autorizado para su destrucción, es decir, un concesionario y quienes soliciten duplicados de las autorizaciones administrativas para conducir o para circular por cambio de domicilio.

Tampoco han de pagar aquellos que soliciten la baja temporal del vehículo por sustracción (es decir, si denunciamos el robo del vehículo) y la posterior cancelación por aparición del mismo ni quienes obtengan autorización para el cambio de matrícula de un vehículo por razones de seguridad personal.

Por último, también están exentos de pago los funcionarios de la Agencia Tributaria Estatal y la Tesorería General de la Seguridad Social, cuando soliciten anotaciones y cancelaciones de embargos y precintos en el Registro de Vehículos, así como el Consorcio de Compensación de Seguros cuando solicite datos y los miembros de misiones diplomáticas, oficinas consulares y organizaciones internacionales con sede en España (además de sus ascendientes, descendientes y cónyuges) que soliciten la obtención del carnet español.

Nuevas pruebas para pasar la ITV

 

Representantes del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad y de las asociaciones como AECA-ITV están trabajando en la elaboración y redacción de un nuevo manual de procedimiento de los inspectores de vehículos, un reglamento que aúna todas las pruebas que se han de realizar durante la inspección rutinaria de automóviles. Este proceso comenzó hace unos tres años con la publicación de la directiva 2014/45/UE.

Hace unos meses, en Todo Mecánica tratamos sobre todo lo que hay que revisar en el taller antes de dirigirnos a una estación a pasar la ITV a nuestro coche. El objetivo de las reuniones de reelaboración de este manual no es más que el endurecimiento de algunas pruebas del mismo. Afectarán, sobretodo, a las emisiones de gas.

Lo que se pretende es recrudecer las pruebas pertinentes a las emisiones del tubo de escape y mejorarlas para que se adapten a las nuevas homologaciones Euro 5 y Euro 6. Esto permitirá detectar de una forma más rápida y sencilla los fallos e incluso la manipulación de los sistemas anticontaminación que utilizan los autos homologados, es decir, una detección más temprana de fallos contaminantes.

La manipulación de dichos sistemas está prohibida. No obstante, no son pocos los coches y hasta talleres que continúan manipulando los sistemas de neutralización de óxido de nitrógeno (NOx, un gas que daña directamente la salud de las personas) o los filtros FAP para mejorar el rendimiento del vehículo y hacerlo más potente, además de evitar posibles averías. Así pues, la mejora de estas pruebas también servirá para detectar fraudes como el del caso Dieselgate de Volkswagen.

Actualizar las pruebas a las nuevas tecnologías

También están estudiando la inclusión de una prueba específica sobre la centralita del vehículo. Con ella se pretende hacer hincapié en los sistemas de seguridad del coche, accediendo a la centralita para detectar fallos en el funcionamiento de airbags o los pretensores de los cinturones, tan importantes para la seguridad vial.

Esta prueba tiene un pequeño inconveniente: y es que los fabricantes deben permitir el acceso a la centralita y compartir información sobre dichos sistemas. Dependiendo del modelo, algunas marcas pueden prestarla sin problemas, pero otros… quizá quieran cobrar por ello, por lo que el precio de la ITV podría encarecerse.

La incorporación de nuevas tecnologías en los actuales vehículos obliga a que los inspectores tengan que adaptarse creando pruebas mucho más específicas que las existentes. No es de extrañar que en los próximos años se creen nuevas pruebas de aplicación a la tecnología.

Se espera que comience a aplicarse en 2.018

Se espera que las pruebas de las nuevas medidas estén finalizadas antes de este mes para hacer entrega del manual con los límites máximos permitidos de NOx (además del protocolo para las nuevas mediciones) a finales de año.

Aún no se ha confirmado una fecha de implantación de estas nuevas medidas en las estaciones de Inspección Técnica de Vehículos aunque se espera que sea para 2.018 tras redactar las correspondientes modificaciones del manual del procedimiento de inspección y anunciarlas vía Real Decreto.