historia

SEAT 600 BMS, una restauración con sabor ibérico

UN HOMENAJE A SU MODELO MÁS EMBLEMÁTICO

Corría el año 1957 cuando el primer SEAT 600 salió de la linea de montaje de la marca española en la Zona Franca de Barcelona; para ser exactos, fue el 27 de junio cuando se fabricó la primera unidad del que tal vez haya sido el coche más importante en la automoción española. Nada menos que 783.745 Seiscientos/Seillas/Pelotillas fueron fabricados durante 16 años, pero hoy no me extenderé demasiado en la historia del 600, un coche que merecerá un completo artículo en Pistonudos…

SEAT no quería realizar una restauración más de este 600, la ocasión merecía hacer algo realmente especial, y el equipo de SEAT decidió realizar una especie de respetuoso homenaje al mítico utilitario. Probablemente, nunca un coche tan modesto haya recibido tantos mimos y cariño, y con un resultado tan elegante como discreto. La ocasión para presentarlo ha sido el Salón del Automóvil de Barcelona de 2017.

El modelo elegido ha sido un SEAT 600D convertible de la primera serie, y lo primero que llama la atención es su preciosa pintura metalizada de color gris azulado, muy actual, pero a la vez, similar al gris claro presente en la paleta original. Las llantas pintadas en color marfil y los neumáticos con el flanco blanco también forman parte de las discretas modificaciones, pequeños cambios que, lejos de traicionar el espíritu del 600, realzan su diseño, simplicidad y carisma. Por lo demás, el exterior del coche respeta el del modelo original, aunque con una calidad de acabados realmente espectacular, muchísimo mejor que la que disfrutaban los SEAT 600 cuando salían de la linea de montaje…

SEAT 600 BMS

El interior también se ha tratado con el mismo buen gusto, respeto y amor por el detalle, sustituyendo los tapizados de PVC (skay) por piel de gran calidad, y el tejido original por uno nuevo realmente exquisito y muy agradable al tacto.

En cuanto a mecánica, el 600 BMS se basa en las especificaciones del modelo fabricado entre 1964 y 1965, con su depósito de combustible cuadrado y colocado a la derecha del vano delantero, sus paragolpes planos, unos preciosos tapacubos originales de aluminio… También se han respetado los asientos, que en esta serie solo abatían el respaldo para poder acceder a los asientos traseros. Como detalle que ilustra lo respetuoso de la restauración, bastaría decir que el circuito de refrigeración no tiene depósito de expansión, exactamente como en el modelo del 64/65. Más de 1.000 piezas se han tenido que cambiar o restaurar con esmero, y se han empleado más de 1.500 horas de trabajo…

Evidentemente, el coche conserva sus cuatro frenos de tambor, sus diminutas ruedas, y sus suspensiones, independientes con ballestón en el tren delantero, y de trapecio oblicuo en el eje trasero. El motor es también de origen, un cuatro en linea de 767 cc, que entrega los mismos 32 CV a 4.800 RPM que el modelo original… Vale, puede que no sean muchos, pero si tenemos en cuenta que solo pesa 600 kg, seguramente el coche sea más ágil de lo que a priori estés pensando. En cualquier caso, alcanza unos respetables 108 km/h en llano…

SEAT 600 BMS

Por supuesto, todos los componentes mecánicos son absolutamente iguales a los de origen, aunque la mayoría -como por ejemplo el cambio-, se han rehecho por completo. Como prueba de que SEAT ha querido que el BMS sea algo serio, el coche tiene toda la documentación al día, y se ha matriculado. Pequeño, muy pequeño, el 600 solo mide 330 cm de largo por 138 de ancho y 140 de alto, es decir, 26 cm más corto y 26 más estrecho que el ya de por si pequeño SEAT Mii.

Aunque todo el coche está hecho usando recambios originales SEAT, el objetivo era obtener un acabado final de la máxima calidad posible, por lo que el ajuste y la calidad percibida son infinitamente superiores a los del 600D original. El proceso de restauración ha sido tan minucioso, que en lugar de pintar la carrocería y montar a continuación la mecánica e interiores, primero se montó todo el coche antes de pintar, para realizar todos los ajustes necesarios. Una vez finalizado este proceso, se volvió a desmontar completamente antes del proceso de pintura, volviendo a montarlo todo de nuevo, esta vez con la seguridad de que todo encajaría perfectamente, y minimizando el riesgo de dañar la pintura… ¡Un trabajo de nivel!

Personalmente, a mi me recuerda un poco -y salvando las distancias- al trabajo de Singer sobre los 911, y me siento orgulloso de que la marca española haya hecho un esfuerzo tan grande para homenajear un coche tan humilde, pero tan importante para muchos.

¿Que significa el SEAT 600 BMS?

El 600 se está convirtiendo en un clásico popular al que España le tiene mucho cariño, y en el que algunos invierten bastante más dinero del que a priori parecería razonable, tal vez este 600 BMS inspire a muchos otros a restaurar y cuidad su querido 600, ojalá.

¿Renacerá el SEAT 600? Lo veo difícil, y aunque imagino que podría darse un rodeo para evitar “pisar” los derechos de FIAT sobre el 600 original, no creo que exista mercado suficiente para un “nuevo” SEAT 600, tal vez en parte porque Fiat ya se ha asentado en el mercado con su 500, un coche de estética muy similar. ¿Tal vez un sucesor del Mii con algún guiño al diseño del SEAT 600? Ojalá…

Sea como sea, el 600 BMS anuncia que SEAT está orgullosa de su historia, y ahora que están animados, a ver si nos sorprenden con algo auténtico, tal vez un 1200 Sport “Bocanegra” del siglo XXI, un coche halo que de identidad a la marca… ¿Porqué no?

Un MG GT de 1950 en Bricar-Motor!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Esta preciosidad, un MG GT de 1950, paseó su chapa por nuestro taller hace unos días. Un gustazo para los amantes del motor. El propietario, muy a su pesar, tiene que desprenderse de él y lo pone a la venta. Si estás interesado puedes ponerte en contacto con Bricar Motor.

Estos 15 coches han marcado la historia de la automoción

Modelos que supusieron un punto de inflexión para la industria por su atrevimiento y por las innovaciones que incorporaban.

Estos 15 coches han marcado la historia de la automoción

Toyota Prius: el primer híbrido de masas.

No todos los coches son iguales, ni todas las marcas esperan que sus coches lleguen al mismo segmento de público. Sin embargo, sí que se puede decir que hay algunos vehículos que han marcado la historia de la automoción, que se les puede considerar puntos de inflexión pues supusieron un paso adelante al incorporar soluciones o tecnologías de gran ayuda para el conductor y sus pasajeros.

1. Benz Patent-Motorwagen (1885)

El padre de todos los coches
No podía faltar en esta lista el ‘coche a motor patentado Benz’, el primero de la historia. Eran muchos los esfuerzos que desde mediados del siglo XXI se estaban haciendo por todo el mundo para crear un medio de locomoción que permitiera aparcar los caballos y facilitara el transporte de personas y mercancías.

Karl Benz fue el primero en lograrlo, en 1885, con una estructura básica de un motor de un solo cilindro que entregaba su potencia al eje trasero, tres ruedas de amplio radio, una especie de timonel que hacía las veces de volante y un sofá para dos personas. Fue su mujer quien terminó de popularizar el invento con un viaje de unos 80 kilómetros que estuvo lleno de problemas que resolver.

historia de la automoción

Benz de 1885.

2. Ford Model T (1908)

El primer modelo construido en serie
Henry Ford no fue el pionero de la fabricación en serie, pero sí fue el primero que lo aplicarlo en la fabricación de automóviles, una industria que en los inicios del siglo XX seguía siendo artesanal en cada una de sus fases de producción.

Ford decidió que cada trabajador se especializara en un punto del ensamblaje para que el proceso fuera mejor y más rápido en lugar de que se reunieran en grupos para ensamblar el coche al completo.

Se crearon unas líneas de montaje y los coches se iban desplazando a lo largo de estas. El resultado fue que se redujeron los plazos satisfaciendo así una demanda creciente. A esto hay que sumar que Ford destinó los beneficios a abrir nuevas plantas por todo el mundo, lo que evitaba el coste del transporte a nuevos países.

Ford siempre quiso fabricar coches con un precio accesible para el consumidor medio, y sus trabajadores gozaban de buenos sueldos, por lo que eran los primeros en adquirir los que fabricaban.

historia de la automoción

Un Ford T de 1910.

3. Cadillac Touring Edition (1912)

El primer vehículo con arranque eléctrico
Fue un importante paso adelante en la industria de la automoción. Hasta entonces había que arrancar los coches a mano; sin embargo, Cadillac incluyó el arranque eléctrico por primera vez en su Touring Edition de 1912, lo que hacía que este procedimiento fuera mucho más fácil y limpio. De esta manera, Cadillac se encumbró como marca de lujo. Además, este fue el primer modelo con los tres pedales (acelerador, freno y embrague) colocados tal y como los conocemos hoy.

historia de la automoción

Cadillac Touring Edition.

4. Essex (1918)

El primer habitáculo cerrado
Desde los albores de la automoción, todos los coches eran abiertos por la carencia de techos o de ventanas. Essex, una filial que lanzó Hudson Motor Company, fue el primero en comercializar un coche con un habitáculo completamente cerrado, lo que significaba que en su interior no se sufrirían los imprevistos meteorológicos.

Tras el Essex aparecieron un gran número de vehículos con un carrozado similar que hicieron que los descapotables quedaran con una cuota de mercado pequeña y un precio superior.

historia de la automoción

Essex.

5. Chrysler Airflow (1934)

El primer coche diseñado en el túnel de viento
Una cifra de gran importancia cuando se diseña un vehículo es su coeficiente aerodinámico, es decir, la resistencia que opone al paso del aire. El objetivo es reducir a mínimos esta cifra por su efecto en el consumo de carburante.

El Chrysler Airflow tiene el honor de haber sido el primero en ser diseñado bajo esta premisa, pues es hijo de la crisis de Wall Street, y en su desarrollo se hicieron diversos cambios estructurales como situar los asientos entre los dos ejes o buscar un balance de pesos similar entre la parte delantera y trasera.

Sin embargo, fue un fracaso en sus ventas. Los diseñadores, comparándolo con sus coetáneos, podían haber puesto el mismo esmero en su imagen que en la aerodinámica.

historia de la automoción

Chrysler Airflow

6. Citroën Traction Avant (1934)

El primer chasis monocasco y tracción delantera
En una época en la que los chasis se construían por un lado y después se carrozaban según el tipo de vehículo o las necesidades del cliente, apareció André Citroën, fundador de la marca que lleva su nombre, y creó un vehículo con un chasis monobloque, plataforma y carrocería en una única pieza, y además situó el motor delante unido al eje anterior para que transmitiera aquí su potencia.

De hecho, esta era una estructura separada del chasis a la que unía mediante unos resortes. Las primeras ventas no fueron las esperadas: uno de los culpables era una caja de cambios manual de tres velocidades que daba demasiados fallos fruto de falta de desarrollo y pruebas. Sin embargo, esta era la línea a seguir, tanto, que la mayoría de coches que hoy pueblan nuestras calles cuentan con esta estructura motriz.

historia de la automoción

Citroën Traction Avant.

7. Buick Y-job (1938)

El primer prototipo de la historia
Buick de pronto surgió con algo que hasta el momento parecía impensable: fabricó un coche que no pensaba comercializar, tan solo era el ejemplo de lo que eran capaces de hacer. Lo denominó Y-job, ‘trabajo Y’, y consiguió lo que esperaba, atraer la atención sobre una figura novedosa y unas soluciones técnicas que darían origen a otras que sí incorporarían otros vehículos posteriores de la marca.

historia de la automoción

Buick Y-job.

8. Jeep (1940)

El primer todoterreno con tracción a las 4 ruedas
Con la entrada de Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial, el Gobierno de EE UU hizo un concurso público de ideas para la creación de un vehículo militar para su participación en la contienda. La idea vencedora fue la de Bantam Car Company que, además de contar con una estructura de montaje sencilla, tenía tracción total.

Antes había habido otros todoterrenos, también empleados en esta guerra como el Volkswagen Kübelwagen o el Citroën 2CV, pero no tenían tracción a las 4 ruedas. Fue tal su éxito que terminó fabricándose para el mercado doméstico, por lo que se puede considerar como el primer todoterreno tracción total del mundo.

historia de la automoción

Jeep.

9. Citroën DS ‘Tiburón’ (1955)

El primer coche con frenos de disco
Se presentó en el salón de París de 1955, y en solo una hora ya contaba con 743 pedidos. Y al terminar la primera jornada la cifra ascendía a 12.000. A ver qué coche puede presumir de unas cifras similares.

Pero su secreto no solo estaba en su belleza (ha sido considerado el coche más bello del siglo XX por numerosas publicaciones) sino porque contaba con innumerables innovaciones técnicas.

La más reconocida era la incorporación de la suspensión hidroneumática con altura regulable, aunque también fue el primer coche con sistema de frenos de disco, que hoy utilizan todos, cambio semiautomático sin embrague, repartidor automático de la intensidad de frenada y servodirección, aunque esto ya se había visto en Estados Unidos.

historia de la automoción

Citroën DS ‘Tiburón’.

10. Volvo PV544 (1958)

El primer coche con cinturón de seguridad de tres puntos
Es posible que sea uno de los perfiles menos conocidos de la firma sueca, a la que seguro relacionas con líneas rectas y coches cuadrados. Si de lejos le viene la fama de coche seguro y familiar se debe a coches como el PV544.

Hace ya casi 60 años que lanzó el primer modelo con un cinturón de seguridad con triple anclaje, antes solo tenían dos como los que se utilizan en los aviones, y con este tercer punto conseguía no solo sujetar el vientre sino también retener el torso y evitar que chocara contra el volante en caso de accidente.

historia de la automoción

Volvo PV544.

11. Audi Quattro (1980)

La primera tracción total para un coche de competición
La firma de los cuatro aros llevaba poco tiempo como tal tras la fusión de marcas alemanas que la originó, y necesitó poco tiempo para destacar. Para lograrlo se fijó en una competición con un gran número de adeptos, los ralis, y en la que ya había varias marcas presentes, y en donde se avecinaba un cambio de reglamentación, que daría lugar a los glorificados Grupo B.

Así que ¿qué mejor manera de hacerse popular que imponiéndose a ellas en su terreno donde estaban destacando? Creó un vehículo ligero, potente y donde la potencia del motor se transmitía a las cuatro ruedas. ¿El resultado? Muchas victorias y una tendencia en esta competición que se mantiene hasta nuestros días.

historia de la automoción

Audi Quattro.

12. Mercedes-Benz Clase S (1981)

El primero en utilizar airbag
Las bolsas que se hinchan solas cuando un vehículo sufre un accidente para minimizar el riesgo de lesiones de los ocupantes tienen más de 35 años. El primer vehículo en incorporarlo fue el Mercedes-Benz Clase S, y aunque su funcionamiento era más rudimentario del que tenemos ahora, hay que reconocerle las vidas que ha salvado.

historia de la automoción

Mercedes-Benz Clase S.

13. Renault Espace (1984)

El primer monovolumen
Lo cierto es que este premio lo debería compartir con el Chrysler Voyager, pues ambos nacieron en el mismo año, aunque el estadounidense es más conocido a nivel internacional por llevar la firma de Lee Iacocca, el mismo que creó el Ford Mustang.

El concepto no dejaba de ser innovador, un vehículo con tres filas de asientos, para una familia numerosa y que tuviera el interior de un turismo y no de un vehículo comercial con filas de asientos. Es posible que alguien se acuerde de una versión de asientos del Volkswagen Transporter, la famosa T1, aunque aquella tuvo siempre la consideración de minibús.

historia de la automoción

Renault Espace.

14. Toyota Prius (1997)

El primer híbrido de masas
El primer vehículo que unió un motor eléctrico con uno térmico fue un Lohner-Porsche en 1900, aunque su importancia para la historia de la automoción ha quedado como algo anecdótico.

Si el Toyota Prius tiene algún mérito es el de haber conseguido el éxito comercial de una novedosa tecnología en un mercado, como es el estadounidense, que nunca se ha preocupado por elementos como el consumo o las emisiones.

Y desde su aparición han llegado tres generaciones más (la última, en 2016) y toda una corriente de electrificación de vehículos en las gamas de todos los fabricantes del mundo.

historia de la automoción

Toyota Prius.

15. Smart (1998)

El primer microcoche de masas para la ciudad
Un coche de solo 2,5 metros de largo, biplaza, con un pequeño maletero, motor pequeño, de bajo consumo, cambio automático y fabricado por Smart, una filial de Daimler, la matriz de Mercedes-Benz.

Estas eras las cartas que un microcoche ponía sobre la mesa para convencer a los conductores de la gran ciudad que se hartaban de callejear en busca de un aparcamiento. El Smart era tan corto que incluso se podía dejar en batería en los aparcamientos que eran en cordón, pues apenas sobresalía.

Su éxito fue enorme, y es que este microcoche sí era un coche de verdad y no los microcar, los coches sin carné de conducir, los biscúter y demás intentos que había habido con anterioridad.

historia de la automoción

El primer Smart.

Estos son los diez coches más vendidos de la historia

Dentro de esta lista hay modelos que siguen vendiéndose como el Volkswagen Golf, otros que en algunos mercados han cambiado de nombre como el Toyota Corolla que en Europa se llama ahora Auris y otros que han desaparecido para siempre dejando un recuerdo imborrable en la mayoría de sus propietarios

Estos son los súper ventas de la historia del automóvil

Toyota Corolla, 41 millones de unidades desde 1996. Aunque como hemos comentado en Europa se cambió su nombre a Auris, en el resto del mundo se sigue llamando Corolla y tras diez generaciones sigue siendo un súper ventas de la marca.

Toyota Corolla: Los diez coches más vendidos de la historia del automóvil

Diapositiva 3 de 24: Los diez coches más vendidos de la historia del automóvil

 

Ford F Series, 35 millones de unidades desde 1948. El F-150 es uno de esos ejemplos curiosos porque año tras año ha sido el vehículo más vendido de los Estados Unidos y no es un turismo al uso. Para aquellos que no lo recuerden es el típico pick-up que aparece en todas las películas americanas con cabina y caja de carga.

Diapositiva 4 de 24: Los diez coches más vendidos de la historia del automóvil

 

Volkswagen Golf, 31 millones de unidades desde 1974. La marca alemana puede presumir de coche del pueblo tanto con el Beetle como con el Golf. En este caso, el Golf que acaba de actualizar su séptima generación con todo un arsenal de sistemas de seguridad y conectividad siguen en plena forma con unas ventas líderes en Europa.

Volkswagen Golf Cabrio: Los diez coches más vendidos de la historia del automóvil © Proporcionado por Diario ABC, S.L. Los diez coches más vendidos de la historia del automóvil

Volkswagen Beetle, 21,5 millones de unidades desde 1938. El coche del pueblo por excelencia se ha fabricado con sus formas originales en México hasta hace muy poco y su evolución coincidió con la reaparición del Mini creando un nuevo ícono.

Honda Civic, 21 millones de unidades desde 1972. El Honda Civic es otro de esos japoneses, como el Corolla, que han arrasado en un mercado como el norteamericano lleno de coches grandes. Pero su aparición justo con la crisis del petróleo y sus bajos consumos animaron sus ventas hasta nuestros días. Está a punto de aparecer su décima generación con un aumento de medidas espectacular.

Ford Escort, 20 millones de unidades desde 1968. El segundo Ford más vendido sí es un utilitario que se ha vendido en todo el mundo. Es otro caso de cambio de nombre y ahora, aunque se sigue vendiendo en China como Escort se llama Focus.

Ford F Series: Los diez coches más vendidos de la historia del automóvil

Honda Accord, 17 millones de unidades desde 1976. Acaba de cumplir cuarenta años y sigue en forma aunque en nuestro país no sea todo lo conocido que debería. Como el resto de japoneses es un coche duro y fiable como pocos. Ahora con nueve generaciones a sus espaldas sigue vendiéndose muy bien.

Volkswagen Passat, 16 millones de unidades desde 1973. La berlina alemana sigue en plena forma y la última generación cada vez se acerca más al concepto premium. Ahora se vende su octava generación y salvo detalles podría luchar sin problemas contra los más afamados Mercedes, BMW o Audi de su segmento.

Ford T, 15 millones de unidades desde 1908 hasta 2027. El Ford T revoluciono la historia del automóvil al ser el primer coche fabricado en serie por su creador Henry Ford. Además, sus 15 millones de coches los consiguió en una época en las que comprar un coche no resultaba tan fácil como ahora.

Diapositiva 1 de 24: Los diez coches más vendidos de la historia del automóvil

Chevrolet Impala, 14 millones de unidades desde 1958. Con 11 generaciones el Chevrolet Impala es otro de esos iconos norteamericanos que poco a poco se van haciendo un hueco y aparecen por todas partes. Aunque su aspecto ya no tiene nada que ver se sigue vendiendo muy bien y el año pasado se alzó con el premio “Best Large Car for the Money” en USA.